Digital

Las normas publicitarias de YouTuben se endurecen

YouTube aprieta las tuercas a las normas para la monetización de sus canales

frankensteinConsternado y quizás sobrepasado por el problema del “brand safety” que sacude a su plataforma desde hace tiempo, YouTube ha decidido subir el listón para los vídeos que su lucran con la publicidad y reforzar también el equipo humano que se encarga de revisar los contenidos (a veces controvertidos) que aterrizan en la filial de Google.

En un comunicado hecho público ayer martes la compañía aseguró que su equipo humano de revisión pondría bajo la lupa de ahora en adelante todos y cada uno de los vídeos de Google Preferred (el programa publicitario al que están adscritos los creadores de más relumbrón en YouTube).

Los vídeos de nueva hornada que sean subidos a los canales que forman parte de Google Preferred deberán además ser verificados de manera manual para constatar que efectivamente se ajustan a las normas publicitarias de YouTube.

“No negamos que 2017 fue definitivamente un año difícil para nosotros. Nos tuvimos que enfrentar, al fin y al cabo, a varios problemas relativos a nuestra comunidad y nuestros partners publicitarios”, admite Paul Muret, vicepresidente de Google. Aun sí, “estamos decididos a poner toda nuestra pasión para proteger a nuestros usuarios, anunciantes y creadores y asegurarnos así de que YouTube no quede a merced de players que no lo merecen”, recalca.

Por otra parte, y a fin de salvaguardar el “brand safety” en su plataforma, YouTube endurecerá también los requisitos para los canales que desean emplazar anuncios en sus vídeos.

Para ser dignos de formar parte del YouTube Partner Program, los canales deberán tener a partir de ahora un mínimo 1.000 suscriptores y haber acumulado al menos 4.000 horas de visionado en el transcurso de los últimos doce meses. Hasta ahora los miembros del YouTube Partner Program debían acreditar 10.000 horas de visionado (sin que éstas debieran estar circunscritas a un arco temporal concreto).

Estas nuevas normas, que entrarán en vigor a partir del próximo 20 de febrero, han sido puestas sobre la mesa poco después de que el famoso youtuber Logan Paul publicara un polémico vídeo en el que aparecía un cadáver.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir