Digital

Cada vez más usuarios ponen en duda la forma de la Tierra por culpa de YouTube

YouTube, ¿el culpable del auge de la anticiencia?

La enorme cantidad de vídeos sobre teorías conspiratorias que recorren YouTube han provocado que muchos usuarios comiencen a dudar de cuestiones como la forma de la Tierra.

tierraCon la llegada de las plataformas digitales también llegó la libertad de expresión en su máxima plenitud y, aunque es, en teoría, una buena noticia, lo cierto es que el hecho de que cualquiera pueda decir lo que quiera sin ningún tipo de control ha generado situaciones como la que vivimos hoy en día.

La proliferación de noticias falsas se ha convertido en una de las preocupaciones de los usuarios, muchas veces incapaces de distinguir las mentiras muy bien disfrazadas de verdad en el mundo online.

En un momento de desconfianza creciente, resulta paradójica la credulidad a la que tiende la sociedad, incluso en cuestiones que creíamos superadas por su demostración científica como la forma de la Tierra.

Las centenares de teorías conspiratorias que recorren las redes sociales han llevado a muchos a dudar de la esfericidad de nuestro planeta. Al menos así lo han confirmado los propios escépticos que cada año se reúnen en diferentes enclaves de Estados Unidos a investigadores de la Texas Tech University.

Tras entrevistar a 30 de los participantes, todos menos uno afirmaron que, aunque previamente no lo creían, comenzaron a pensar que la Tierra era plana tras visualizar vídeos en YouTube.

Además, la mayoría de ellos habían estado viendo otro tipo de vídeos sobre conspiraciones en torno a sucesos como el 11-S, el tiroteo de Sandy Hook o la llegada a la Luna.

Sobre los vídeos, la investigadora Asheley Landrum, afirma en The Guardian que uno de los más populares, “200 proofs Earth is not a spinning ball”, es efectivo porque ofrece argumentos que se adaptan a todo tipo de creencias, desde las religiosas hasta las científicas.

Así, aunque la censura no es la solución, Laundrum llama a la responsabilidad de la plataforma de vídeos a la que insta a evitar que sus algoritmos sumerjan a los usuarios en un círculo vicioso presentándoles información a la que son más susceptibles.

Aunque reconoce que siempre va a haber un pequeño porcentaje de personas que contradigan la ciencia, la herramienta más poderosa para luchar contra la mala información es, para Landrum, la buena información.

Te recomendamos

PREMIOS EFICACIA

Enamorando

Yoigo

Podcast

Atres

Compartir