Digital

YouTube muestra anuncios de P&G o Johnson & Johnson en vídeos del Estado Islámico

youtubeHace unos días en este medio publicamos un artículo sobre cómo el Gobierno de EEUU podría estar recurriendo a profesionales de la comunicación, el marketing y la publicidad para contrarrestar los efectos de las efectivas y múltiples campañas que el Estado islámico está desarrollando para dar a conocer sus atroces ataques y conseguir más adeptos.

Pero ahora se abre un nuevo frente que tiene como protagonista a la publicidad y el Estado Islámico. Marcas como Procter & Gamble (Swiffer), Anheuser-Busch (Bud Light) y Johnson & Johnson (Aveeno) han mostrado su malestar con YouTube después de que algunos anuncios de sus productos hayan sido ejecutados con los vídeos de propaganda del grupo terrorista en la plataforma de vídeo tal y cómo informan desde la CNN.

Estos grandes anunciantes, al igual que hacen muchos otros, compran espacios publicitarios en todo tipo de plataformas de medios con algunas restricciones generales relacionadas a los contenidos a los que pueden o no pueden aparecer asociados sus anuncios pero lo cierto es que los anunciantes no controlan exactamente dónde colocan su publicidad.

“Nuestros anuncios no deberían haber aparecido ahí y estamos trabajando con YouTube para intentar comprender como ha sucedido esto y evitar que vuelva a suceder” ha señalado Paul Fox, uno de los portavoces de P&G.

Mubin Shaikh, analista experto en terrorismo ha señalado que se trata concretamente de un vídeo de propaganda del Estado Islámico mientras que el otro contiene referencias a los yihadistas y sus formas de actuación.

“Desde el punto de vista de los anunciantes estos no pueden estar contentos ya que están pagando una gran cantidad de dinero para conseguir clics en YouTube para luego acabar colocados justo antes de un vídeo de reclutamiento del Estado Islámico” ha señalado a la CNN Danny Cervallos, analista legal.

Ahora es el momento de que YouTube actúe aunque haya evitado jugar a ser “policía”. Puede tomar una decisión en firme y bloquear tanto este tipo de vídeos como a los usuarios que los publican. De tomar esta decisión seguramente no tarden en aparecer las amenazas del grupo terrorista contra YouTube como ya ha sucedido con Twitter.

Otra de las opciones con las que cuenta sería la de dedicar más tiempo y esfuerzo para asegurarse de que de los anuncios no se ejecutan junto a este tipo de contenidos sino quiere que los anunciantes comiencen a replantearse sus contratos.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir