líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

YouTube ofrece reembolsos de 3 dólares por los anuncios aparecidos junto a contenido extremista

Hace unos meses asistíamos a la retirada de un nutrido grupo de anunciantes tanto de YouTube como de la red publicitaria de Google. El motivo era la aparición de sus campañas junto a vídeos de contenidos violentos o relacionados con extremismo religioso.

Comenzaba entonces una carrera contrarreloj por parte del gigante de las búsquedas para poner freno a la sangría de anunciantes. Google no tardó en poner en marcha nuevas políticas y herramientas a través de las que otorgar un mayor control a los anunciantes sobre dónde aparecen sus anuncios.

Pero YouTube ha ido un paso más allá con un gesto que, abanderado en la buena voluntad para atraer a las agencias y marcas a su plataforma, no ha terminado saliendo de la forma que esperaba.

De acuerdo a los datos publicados por el Financial Times, YouTube habría ofrecido al menos a tres de los anunciantes que retiraron su publicidad reembolsos por lo sucedido de unos tres dólares.

Los anunciantes se han mantenido en el anonimato y Google ha preferido no hacer ningún tipo de comentario. Únicamente ha hecho referencia a sus políticas: “Cuando alguien viola repetidamente nuestra política de anuncios cancelamos la cuenta, le damos crédito a nuestros anunciantes y no pagamos al creador del contenido o el vídeo”.

Según estas políticas cuando se producen casos como los acaecidos, los anunciantes pueden solicitar a Google un crédito por la cantidad de dinero que invirtieron. Si tenemos en cuenta la cifraen la que se han fijado estas supuestas indemnizaciones estaríamos hablando de un número bastante bajo de impresiones.

“La idea de ofrecer esos reembolsos no es la más idónea pero lo cierto es que Google tiene la responsabilidad de ofrecerlos”, ha destacado Rob Norman, director digital de WPP.

Hay que destacar que YouTube ha realizado importantes avances en los últimos tiempos a la hora de eliminar de la plataforma contenidos extremistas en un intento de recuperar a los anunciantes.

 

Unas madres ataviadas con estilosos pijamas roban todos los flashes en este spot de VauxhallAnteriorSigueinteLa publicidad absurda de Japón consigue premios en Cannes Lions

Noticias recomendadas