Digital

YouTube recuerda a los anunciantes que es la nueva TV, porque no tiene nada que ver con ella

YouTube recuerda a los anunciantes que es la nueva TV, porque no tiene nada que ver con ellaSin lugar a dudas, YouTube es uno de los grades de la red. El pasado mes de marzo, Google anunció que la página generaba mil millones de usuarios únicos cada mes. Además, ha demostrado que con un sólo vídeo es capaz de elevar a la categoría de estrella internacional a personas como Justin Bieber o Psy.

Ahora, YouTube ha decidido que es el momento de transformar esas visitas en un ataque a lo grande contra la televisión tradicional. En 2012 ya lanzó algunos canales con partners como Vice Media y Machinima y se espera que próximamente aparezcan nuevos canales de pago. Además, desde el año pasado ha estado celebrando su Brandcast, su propia versión de los eventos líderes en las televisiones tradicionales con la intención de atraer a los anunciantes para nuevas temporadas con actuaciones alucinantes.

Con el Brandcast de este año, YouTube ha contado con estrellas de la talla de Macklemore y Snoop Dogg y registró cifras que demostraban que YouTube llega a más espectadores de 18 a 34 años en Estados Unidos que cualquier cadena de televisión por cable.

Para Erich Schmidt, la clave está en un nuevo término acuñado por él mismo, la “Generación C”, los jóvenes conectados. Y es que YouTube cuenta una historia de extraños que vuelven a casa, donde encuentran un grupo de personas con mentalidades similares. A diferencia de la televisión tradicional o la competencia directa como Hulu, lo que YouTube ofrece es comunicación. Los vídeos se pueden compartir tantas veces como se quiera, se puede indicar si “me gusta” o “no me gusta” y, sobre todo, se puede hablar con otros usuarios a través de comentarios y reacciones.

Un comportamiento que revela, según YouTube, los beneficios de trabajar con la Generación C. Y es que YouTube no es como la televisión. Mientras ésta te habla, YouTube responde, mientras la televisión supone alcance, YouTube implica interacción.

Los comentarios de los usuarios, aunque generalmente tornan las conversaciones en marañas de opiniones negativas, son una métrica en tiempo real inmediata muy interesante, pero también aportan autenticidad. Una característica que obliga a los creadores de contenidos a hacer vídeos más orgánicos y sensibles, participar en los movimientos culturales.

YouTube ha dedicado los últimos años en pasar de una página de vídeos caseros amateur a un destino básico para el contenido profesional. Pero para ello tendrá que seguir dando garantías a los productores que consideran todavía que no están haciendo lo suficiente para cubrir costes. Y es que el cambio de la televisión tradicional al contenido en streaming ya se ha producido, pero ahora le toca a YouTube recordarle a sus anunciantes que nunca será una televisión.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir