Digital

YouTube, una década sacando del horno superestrellas de todo pelaje

YouTubeHace 10 años el celebérrimo dominio youtube.com hacia su debut por primera vez en la red de redes. Y desde entonces la famosa plataforma de vídeo de Google se ha convertido en el refugio favorito de los vídeos de gatos, de los talentos de todo pelaje, de las superestrellas 2.0 y de la información en estado puro.

Aunque YouTube no se lanzó oficialmente hasta noviembre de 2005, el dominio youtube.com salió por primera vez del cascarón el 14 de febrero de ese año, razón más que suficiente para celebrar por todo lo alto su décimo cumpleaños.

El éxito conseguido por YouTube en los 10 años de joven historia es un éxito sin precedentes. Así lo atestiguan sus meteóricas cifras. Sus más de mil millones de usuarios ven más de 6.000 millones de horas de vídeo al mes. No en vano, la popular plataforma de vídeo tiene la vitola de ser la tercera web más grande del mundo. Sólo en Europa YouTube engulle el 17% del tráfico de internet.

En los últimos 10 años han salido de las entrañas de YouTube auténticos éxitos virales que con el tiempo se han convertido en auténticos iconos de la cultura popular. Ahí están “Star Wars Kid” y “Rickrolling” para demostrarlo.

El posterior y monumental éxito de YouTube era algo con lo que sus tres “padres”, Chad Hurley, Steve Chen y Jawed Karim, apenas podían soñar cuanto tenían a su “bebé" en brazos.

La visita al zoo de Karim, uno de esos tres “padres”, fue el primer vídeo en hacer su puesta de largo en YouTube. Poco después de su nacimiento, y viendo el enorme potencial de la “criatura”, la empresa de capital de riesgo Sequoia Capital se subió al carro de YouTube. Y a finales de 2006 los orgullosos “papás” de YouTube vendían su “hijo” por la friolera de 1.650 millones de dólares al Google.

El camino recorrido por YouTube para convertirse en una empresa verdaderamente rentable ha sido, de todos modos, bastante más largo de lo que algunos creen. Por primera vez a principios de 2012 Larry Page aseguraba que la apuesta de Google por YouTube había merecido de verdad la pena (en términos financieros).

Desde su más tierna infancia YouTube se reveló como un eficaz medio periodístico. No en vano, la compañía no tardó mucho en colgarse del brazo de empresas de medios como la NBC y la CNN. ¿La gran ventaja periodística de YouTube? Que sus usuarios pueden subir vídeos filmados en zonas vetadas para los medios de comunicación tradicionales.

Los políticos y las celebridades utilizan YouTube como plataforma publicitaria desde el inicio de los tiempos. De hecho, los músicos no han dudado en reemplazar a la antaño todopoderosa MTV por YouTube. Y no es para menos. El famoso “Gangnam Style” del cantante coreano Psy acumula más de 2.000 millones de reproducciones.

De todos modos, YouTube no es sólo el refugio perfecto de los músicos consagrados sino también de los músicos noveles. El ejemplo más paradigmático es Justin Bieber, que debe su fama a la famosa plataforma de vídeo.

En YouTube los usuarios anónimos no sólo tienen la oportunidad de hacer famosos sino también de hacerse de oro. Desde el año 2007 todos los usuarios tienen la oportunidad de participar en los ingresos publicitarios de YouTube. Y algunos ganan tanto dinero gracias a la publicidad en YouTube que pueden vivir de su profesión como “youtubers”.

300 millones de dólares. Esta es la cantidad que Google puso en 2011 sobre la mesa para apuntalar el éxito de los denominados “Original Channels”. Y parece que lo ha conseguido. Muchos canales de YouTube tienen audiencias millonarias con las que algunas cadenas televisivas ni siquiera se atreven a soñar.

Aquellos que se dedican a la joven profesión de “youtuber” deben sus cada vez más abultados emolumentos a la publicidad. Sin embargo, algunos están llenando también sus arcas dando el salto al universo offline y publicando, por ejemplo, libros. Otros trabajan con marcas, cuyos productos gozan después de un protagonismo (para nada casual) en los vídeos de los “youtubers”.

Más allá de ser la casa de esos profesionales de nueva hornada llamados “youtubers”, la filial de YouTube es también el hogar de marcas deseosas de convertir sus anuncios en virales. Ahí están la firman de moda WREN y su viral “First Kiss” para demostrarlo.

No todo ha sido, no obstante, un camino de rosas para YouTube en la última década. La censura ha sido el gran enemigo de la plataforma de vídeo en los últimos diez años. Hoy por hoy YouTube está bloqueado permanentemente en China y Pakistán, y en otros países como Turquía, Marruecos y Tailandia sufre día sí y día no los embistes de la censura.

¿El último gran quebradero de YouTube? El haberse convertido en la herramienta propagandística favorita de la organización terrorista Estado Islámico.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir