Digital

Facebook se parecerá más a Whatsapp en la privacidad

Zuckerberg promete más protección de datos en Facebook

El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, anuncia un giro hacia una mayor privacidad y confidencialidad en la red social, siguiendo el ejemplo de Whatsapp.

zuckerberg-privacidad-facebook

Tras las críticas masivas de los últimos meses, el propietario de Facebook, Mark Zuckerberg, quiere que la red social se centre más en la protección de la privacidad. "Creo que la comunicación en el futuro cambiará cada vez más a servicios confidenciales y encriptados en los que la gente puede confiar en que lo que se comunican entre sí se mantenga seguro", dijo Zuckerberg. Facebook quiere contribuir a este futuro y consultar a expertos.

La red social más grande del mundo ha sido particularmente criticada por su manejo de los datos de los usuarios en el proceso del escándalo de datos de Cambridge Analytica. "Entiendo que mucha gente no crea que Facebook pueda o quiera construir una plataforma tan centrada en la privacidad", ha admitido Zuckerberg. La red social no es conocida precisamente por desarrollar servicios de privacidad.

De hecho, el anuncio significa un replanteamiento categórico en comparación con la actitud de Zuckerberg en los primeros años de Facebook. En aquel momento, explicó que la tendencia era que las personas se hicieran cada vez más públicas en cuanto a sí mismas. Facebook estuvo en repetidas ocasiones en conflicto con los protectores de la privacidad y los reguladores cuando la empresa puso a prueba los límites de la apertura de la privacidad.

Encriptación en más servicios de Facebook

Zuckerberg ha anunciado que más servicios del grupo se cifrarán completamente, siguiendo el ejemplo de WhatsApp. Con la llamada encriptación de extremo a extremo, el contenido de una conversación sólo puede ser visto por el remitente y el destinatario. Otros servicios, como los videochats, las ofertas de comercio electrónico y los servicios de pago, deben construirse sobre esta base segura, ha explicado.

En el caso de Cambridge Analytica, los datos de los usuarios de Facebook habían sido transferidos ilegalmente a una empresa de análisis de datos por el desarrollador de una aplicación de encuestas, hace más de cinco años. Facebook lo sabía desde finales de 2016, pero se contentó con asegurar que los datos habían sido destruidos y no informó a los usuarios.

Te recomendamos

Cannes

Outbrain

FOA

rakuten

Compartir