e-commerce

¿Es Amazon un sitio divertido para trabajar o explota a sus empleados?

AmazonEste fin de semana Jodi Kantor y David Streitfeld escribieron un artículo en el New York Times que no ha debido sentar muy bien a Amazon: los periodistas afirmaron que el ambiente de trabajo en el gigante del comercio electrónico es “agresivo”.

“Se anima a los trabajadores a desgarrar las ideas de los otros en las reuniones, a trabajar mucho y hasta tarde (los correos electrónicos llegan después de la medianoche, seguido por mensajes de texto preguntando por qué no fueron contestados)” escribieron Kantor y Streitfeld.

Las primeras reacciones tras el artículo no se han hecho esperar, y Nick Ciubotariu, jefe de desarrollo de infraestructura en Amazon desde hace 18 meses, ha sido el primero en mostrar su desacuerdo con el artículo en un post en LinkedIn.

Ciubotariu reconoce que, aunque Amazon puede que haya sido un lugar agotador para trabajar en el pasado, ya no es así. Al menos, no en sus departamentos. “Amazon solía quemar a un montón de gente. Esta no es la forma en que hacemos las cosas, y no es como ejecuto mi negocio. Quiero que este sea un lugar en el que la gente resuelve los problemas que no pueden resolverse, en cualquier parte del mundo, pero que se sientan bien por trabajar para una gran empresa al mismo tiempo. Y si usted está quemando a la gente con exceso de trabajo, usted no lo está haciendo bien y hay que corregir el rumbo, o usted no tiene que estar aquí”.

Ciubotari también dice que también nunca ha visto a ningún empleado de Amazon llorar durante su tiempo allí, algo que según dijo una fuente anónima al NYT ocurre con relativa frecuencia.

Entonces, ¿cómo es realmente trabajar para Amazon? Pues según Ciubotariu, es genial. “Trabajamos duro y nos divertimos”, escribe. “Tenemos guerras Nerf, casi a diario, que a menudo se nos van un poco de las manos. Salimos después del trabajo. Tenemos ‘Fun Fridays’. Bromeamos, debatimos, jugamos a videojuegos y al futbolín. Y estamos abiertos a hablar sobre la felicidad de nuestro empleado”.

Tras la salida a la palestra de Ciubotariu, Jeff Bezos ha decidido también dar la cara por la empresa que él mismo fundó.En un memorándum enviado a sus empleados, que ha publicado GeekWire, Bezos dice que no reconoce en la compañía que él dirige a la que se describe en el artículo del New York Times. El artículo muestra “un lugar de trabajo sin alma, distópico donde hay diversión y no se escuchan risas”, se lamenta el CEO de Amazon.

Además, Bezos anima a los empleados de Amazon a que lean el artículo y les pide que cualquiera que sea testigo del tipo de cultura abusiva descrito en la pieza debe reportarlo de inmediato al departamento de recursos humanos o directamente a él. “Incluso si es raro o aislado, nuestra tolerancia para cualquier falta de empatía debe ser cero”, recalca Bezos.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir