e-commerce

Las claves de Mercadona para triunfar en online sin ser su prioridad

mercadonaComenzamos el 2017 con un caso de éxito, cuanto menos, paradójico. Todos hemos oído hablar en los últimos tiempos del fenómeno Mercadona. Un modelo de negocio que goza de buena salud y el aplauso de los consumidores.

Una espléndida carta de presentación en la que conviene profundizar. Especialmente en su forma de entender el entorno online. ¿Cómo es posible que se presente como el supermercado online líder siendo una de las cadenas que menos apuesta ha realizado por este canal?

Según los datos recogidos por el diario El Mundo, uno de cada cinco consumidores que compra de forma online lo hace en Mercadona. No olvidemos que el 87% de los hogares españoles tiene en su despensa alguno de los productos ofrecidos por la cadena valenciana.

Para que pueda hacerse una idea del protagonismo que Mercadona ha alcanzado en nuestras vidas a la hora de llenar la cesta de la compra, de cada 100 euros que destinamos a esta actividad 26 acaban en las arcas de la empresa dirigida por Juan Roig tal y como informan los datos de la consultora Kantar WorldPanel.

La buena salud de la que goza Mercadona es indudable. Pero sigue siendo sorprendente la acogida que tiene dentro del comercio electrónico cuando su tienda virtual nunca se ha encontrado entre sus prioridades.

Expertos en el mundo del retail señalan que ese paradigma es el resultado del tamaño con el que cuenta la compañía, así como por el buen hacer y estrategia en el entorno offline. Estos ponen de manifiesto que su portal apenas cuenta con productos y que los pedidos suelen tener periodos de entrega bastante largos.

En palabras de Florencio García, experto en consumo de Kantar Worldpanel, “la fidelización a Mercadona es la más alta de todas las cadenas de supermercados, aunque se ha registrado una ligera caída con respecto al año anterior”.

Mercadona no ha engañado a sus consumidores. La empresa presidida por Roig siempre ha mantenido que el e-commerce no se encuentra en su ADN reivindicando su apuesta por las compras en tiendas físicas.

Una máxima que se encargó de recordar durante la presentación de los últimos resultados de Mercadona. En esta hizo referencia a uno de los auténticos reyes del comercio electrónico a nivel global: Amazon.

¿Por qué no sigue el modelo de Amazon?

Juan Roig exponía entonces que la compañía de Jeff Bezos cuenta con su propio perfil de cliente, muy enfocado a las compras en la red de redes, mientas que Mercadona siempre ha buscado “ofrecer el mejor precio”.

Una premisa con la que no podrían cumplir ya que, una mayor puesta por el canal online aumentaría los costes obligando a subir los precios. Uno de los principios que Mercadona considera como inviolables.

Lo cierto es que, por el momento, esta estrategia funciona porque en España aún somos bastante reticentes a las compras a través de internet. Sólo el 1,1% del total del gasto que realizamos en Gran Consumo se realiza a través de la red de redes.

Un dato que se refuerza con las últimas cifras hechas públicas por Aecoc, la asociación de las grandes empresas de distribución. Según estos el 24% de los compradores españoles ha recurrido al canal online en los últimos seis meses pero únicamente para el 2,8% se trata de una actividad habitual.

El Corte Inglés, DIA o Carrefour son ejemplos de cómo el rápido avance de Amazon entre las preferencias de los consumidores, ha obligado a estos gigantes a modificar sus estrategias virando necesariamente hacia el entorno online.

Los beneficios del comercio electrónico

No cabe duda de que una apuesta más férrea por el comercio electrónico se traduce en una mayor cantidad de costes para las empresas. Pero también tiene beneficios. Aunque los compradores online sólo representan el 0,3%, ontar con este canal multiplica hasta 2,3 la fidelidad por parte de los consumidores.

Los datos da Kantar señalan que ya hay 3,7 millones de consumidores que en alguna ocasión han comprado a través de internet, mientras que uno de cada tres lo ha hecho, al menos, dos veces.

Cada vez que los españoles llenamos la cesta de la compra a través de nuestro ordenador o móvil gastamos 144,9 euros de media. Y lo más curioso es que en el espacio online nos decantamos más por las marcas blancas.

Cabe señalar que el peso que las grandes marcas tienen en las tiendas físicas es del 76% frente al 63% reportado en el canal online según Kantar.

Pero no todo es Amazon. Otros actores como Tu Despensa, Ulabox o Delsuper están metiendo presión a las grandes corporaciones.

Basta con ver los excelentes cambios efectuados por El Corte Inglés en su página web o algunas alianzas como la de DIA con Amazon. Y este es solo el principio del nuevo camino que tenemos por delante.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir