e-commerce

El consumidor online compra de media tres veces al mes con un importe medio de 80 euros

IAB Spain, la asociación de la publicidad y la comunicación digital en España ha presentado su Estudio Anual de e-Commerce 2017, dentro de la jornada de e-Commerce celebrada en Campus Madrid.

Un informe en el que se analiza de forma pormenorizada tanto el mercado como los procesos de compra seguidos por los internautas.

De acuerdo a las primeras conclusiones de este estudio elaborado en colaboración con Elogia, siete de cada 10 internautas declaran ya que realizan compras en el entorno online. Un dato que, en comparación los obtenidos en años anteriores, refleja una estabilización en el crecimiento de los compradores online tras los fuertes incrementos reportados tanto en 2015 como en 2016.

De manera declarativa se produce un aumento en la proporción de usuarios que hacen uso exclusivo del canal online (17% con un incremento de cuatro puntos porcentuales respecto a 2016), mientras que disminuye el comprador exclusivo offline (29%, siete puntos porcentuales menos que en 2016).

El estudio contempla que se producirá un incremento en el número de compradores que combinan tanto la opción online como la offline.

¿Cuáles son nuestros hábitos de compra online?

La frecuencia media de compra es de 2,9 veces cada mes. Una cifra que se traduce en un incremento respecto al año pasado de medio punto porcentual.

Se produce un llamativo crecimiento entre los consumidores con edades comprendidas entre los 16 y los 30 años que compran 3,7 veces al mes.

Vemos además que se produce un aumento en el gasto que afirman realizar en declarativo. Este asciende a los 80 euros en cada compra online, por lo que supone un 7% más que hace un año.

El precio (93%) ya no es el principal driver a la hora de comprar de forma online sobre este aparecen otros como la conveniencia (98%) y la gran oferta de producto disponible (97%). Vemos además que el 74% de los internautas realiza compras en internet confían en los sites gracias a las experiencias previas y la seguridad en los métodos de pago.

El estudio revela que el ordenador sigue siendo el dispositivo preferido para el 95% de los internautas a la hora de finalizar sus compras en internet, independientemente de donde se hayan iniciado.

El 57% de los encuestados declara comprar en internet a través del móvil y el 20% hace lo propio con la tableta.

El móvil se presenta como el dispositivo que más ha aumentado. Hablamos de ocho puntos porcentuales respecto a 2016. Pero seguimos ante un dispositivo en el que los usuarios no se sienten del todo cómodos y consideran que existen barreras a la hora de comprar en la red de redes (56%).

Para el 17% el mayor escollo es el tamaño de las pantallas mientras que para el 12% lo que les frena a la hora de comprar en internet a través del móvil es la seguridad.

Existe una alta conveniencia entre aplicaciones y web. Entre los usuarios exclusivos, la app tiene mayor presencia como se venía observando desde 2016, gracias a la comodidad y a la facilidad de uso.

Se ha producido un crecimiento en la omnicanalidad (uso de las tiendas online y físicas) pasando del 66% al 73% aunque prevalece el canal online, mientras que pierden peso las webs de ofertas y cupones.

Siguen aumentando las compras de productos tecnológicos y de ropa/complementos acercándose a los líderes: viajes y ocio/cultura. También se ha reportado un crecimiento bastante importante en las compras de contenido digital que han pasado del 36% al 47%.

Seguimos viendo un destinatario de estas compras individual, aunque aumentan las compras para las parejas con hijos.

¿Cómo es el proceso de compra?

El proceso de compra se divide en cinco etapas: identificación de la necesidad, búsqueda de información, influenciadores, elección del e-Commerce y evaluación postventa.

Aunque el proceso de compra empieza y acaba en el canal online, uno de cada cuatro compradores primero busca en online para acabar comprando en la tienda física.

Gigantes de la talla de eBay o Amazon se erigen como referentes para el 65% de los internautas como principales portales para buscar información a la hora de efectuar sus compras online. El comprador que busca en estos canales, aun sabiendo que puede comprar los productos en otras web, finaliza dos de cada tres compras en estos portales.

A la hora de informarnos antes de la compra un 53% recurre a la web de la marca mientras que el 43% hace lo propio con amigos y familiares. Las redes sociales (26%) tienen más peso entre las mujeres y los compradores más jóvenes.

Entre los factores que tienen influencia en la compra aparecen también los descuentos y cupones. Un 67% de los encuestados recibe emails con estos, mientras que el 24% los ha recibido por geolocalización en el móvil.

Los asistentes virtuales han tenido contacto con dos de cada 10 usuarios, pero solo a la mitad de ellos les han influido en las compras. Si hablamos de las recomendaciones vemos que un 39% internautas acaban comprando los productos que les han sido recomendados.

Motivos económicos (82%), características del envío (79%) y confianza (77%) son los factores que más valoran los usuarios a la hora de escoger un e-Commerce.

El estudio contempla que el plazo idóneo de entrega debería situarse en los 4,4 días (siempre por debajo de cinco).

En cuanto a los sistemas de pago PayPal sigue siendo el más conocido, mientras que ocho de cada 10 compradores prefieren su casa como punto de recogida de su compra online debido a la comodidad que supone.

Si hablamos de la postventa la evaluación media se sitúa en los 8,2 sobre 10 debido a motivos económicos (65%), facilidad de uso de la página (57%), plazos de entrega (51%) y calidad del producto (50%).

Si hablamos de los aspectos negativos, casi una de cada dos compras de las que se abandonan se debe a costes ocultos (42%), porque se lo han pensado mejor (42%) o por los métodos de pago (21%).

La situación del comercio colaborativo

Esta ha sido la segunda vez que se ha analizado el comercio colaborativo entendido como una forma de consumir que implica cooperar con personas o identidades para disfrute individual o conjunto de bienes o servicios. Ejemplos de esto son Airbnb o Wallapop.

Este tipo de comercio es conocido por el 92% de los usuarios y lo ha utilizado alguna vez el 64%. El 83% declara que los utiliza para comprar, aunque el 53% también ha vendido.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir