e-commerce

Cuando todas las tiendas físicas "se van al garete", llega Amazon y abre la suya

huevo 300Este mismo mes el gigante del e-commerce por excelencia Amazon sorprendió a todo el mundo abriendo su primera tienda física de libros. Y es que, cuando todos los establecimientos físicos de todos los sectores luchan por sobrevivir ante la competencia del mundo online, una empresa nativa digital se lanza al mundo offline.

Este nuevo rumbo es, cuanto menos, paradójico. Sin embargo, parece que Amazon tiene una explicación bastante razonable a esta nueva inversión y es que, su objetivo es controlar toda la jornada de compra de los consumidores, desde la búsqueda y comparación de los productos, hasta la compra final.

Además, otra de las razones es que muchos consumidores todavía no confían al 100% en las compras online por lo que, sí realizan la búsqueda de los productos en la web pero cuando se trata de adquirir productos o testarlos acuden a los establecimientos. Se trata, por lo tanto de una combinación de ambos mundos para ofrecerles a los clientes una experiencia completa.

Pero no piense que la apertura de la tienda es una decisión azarosa, sino todo lo contrario. La compañía de e-commerce dispone de una gran cantidad de datos de los gustos de sus clientes, sus rutinas y comportamientos de manera que sabe perfectamente cuáles son los lugares ideales para abrir estos locales y obtener beneficios.

Así, la compañía concibe este nuevo negocio como una extensión de Amazon.com, de hecho, los comentarios de los usuarios de la web sobre los libros están disponibles en los estantes de la tienda.

De esta manera, Amazon cierra el círculo en un mercado en el que solo el 7,2% de las compras se realizan a través de la web y en el que el 70% de los millennials asegura preferir las tiendas físicas para productos de belleza, cuidado personal y hogar.

Al más puro estilo Apple, el retailer pretende integrar el producto y la experiencia del consumidores en un ambiente único para trasladar la compra online al mundo offline.

Sin embargo, no es la única compañía de e-commerce que ha seguido la misma estrategia pues, en el mercado americano otros como Bonobos, en donde los clientes no pueden obtener el producto físico pero pueden encargarlo online con envío gratuito, han seguido la misma estrategia.

De esta manera, Amazon puede recolectar aún más datos sobre los hábitos de compra de los consumidores para conectar ambos mundos y ofrecer una mejor y más personalizada experiencia de usuario.

Aunque este rumbo no es aconsejable para todos los retailers pues, los costes que requiere de mantenimiento, personal o alquiler del local solo son aptos para las grandes empresas como Amazon que ha asumido un gran riesgo pero que puede conllevar beneficios aún mayores.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir