e-commerce

El e-commerce, el camino hacia el retail exitoso

Joyería "fast fashion": un negocio online que factura 2,2 millones de euros gracias a los datos

Hace tan solo 4 años que comenzó su andadura en el mundo online. Hoy, Sigularu factura 2,2 millones de euros y da el salto al offline con el objetivo de alcanzar las 90 tiendas en 2020.

Joyería "fast fashion": un negocio online que factura 2,2 millones de euros gracias a los datosSi hace tan solo unos años dar el salto al mundo online era todo un reto para cualquier negocio, hoy en día, el mundo digital es el primer paso hacia el éxito. Y cada vez son más las compañías que nacen y crecen en el entorno 2.0 para después consolidarse en el físico.

El bajo coste que supone poner en marcha la venta online es para las pequeñas empresas una puerta de entrada al mercado.

Así lo hizo Hawkers que supo crear una base de compradores fieles entre los millennials a través de sus canales preferidos y, posteriormente, quiso tener presencia en las calles a través de tiendas con las que llegar a un público más amplio.

Y es que, aunque la comodidad y rapidez de la compra online es un aliciente para los consumidores, sobre todo los más jóvenes, la necesidad de tocar, ver y probar un producto sigue muy presente.

Pero Hawkers no es la única que ha recorrido el camino inverso al tradicional. También Singularu, una firma de joyas valenciana que comenzó como una startup nativa digital que, tras posicionarse muy bien en el mundo digital, ha decidido dar el salto al offline.

Con dos tiendas físicas en Valencia y una perspectiva de apertura de 90 más para 2020, Singularu se suma a la lista de compañías que han cambiado las reglas del juego.

¿Cuál ha sido la clave de su exitosa expansión? Rocío Rua, directora de operaciones de Singularu, ha contado los secretos de la trayectoria ascendente de la marca en eShow Madrid 2018.

“El retail no ha muerto, está más vivo que nunca, pero hay que reinventarlo”. Así ha comenzado la ponencia de Rua en la que ha explicado los comienzos del negocio y las claves de su estrategia en la que los datos son los grandes protagonistas.

“Analizamos todo, no se pone en marcha ninguna acción sin saber de antemano lo que va a ocurrir, así se elimina el miedo al riesgo”, comenta.

En cuanto al modelo, sigue la línea del denominado “fast fashion”, con un producto rotativo, personalizado y que sigue las tendencias del mercado. “Queremos ser el Amancio Ortega de la joyería”, afirma Rua.

Y, a juzgar por sus cifras, no va mal encaminado. En los últimos 12 meses ha facturado 2,2 millones de euros, triplicando la del año anterior y ha ganado 50.000 nuevos clientes. La compañía registra, además, un crecimiento medio anual del 38% en el segmento online y del 9,1% de la compañía en general.

Otro de sus pilares de su modelo de negocio es el ahorro de costes comprando un stock pequeño que, en función de su resultado, se produce de forma masiva o no de la mano de artesanos sin depender de mayoristas.

Su presencia física llega impulsada por El Corte Inglés que, asegura Rua, es una puerta hacia el crecimiento rápido al asegurar un público amplio desde el principio.

De cara al futuro, la compañía se enfoca hacia la internacionalización, sobre todo hacia América y Sudamérica así como en la expansión retail con la apertura de 90 tiendas en los próximos 3 años.

Finalmente, el plan de marketing “a lo bestia” se construye sobre un plan de captación, sobre todo, a través de las redes sociales y un plan de fidelización que pone el foco en el cliente y en el seguimiento constante de su experiencia: “Estamos muy encima del consumidor”.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir