e-commerce

Los usuarios controlan mejor su gasto en alimentación cuando hacen la compra online

Los usuarios controlan mejor su gasto en alimentación cuando hacen la compra onlineInternet nos ha facilitado en los últimos años múltiples tareas, entre ellas la compra de alimentación de manera digital. A pesar de que muchos prefieren aún la compra física, ya son muchos los que optan por acudir a la pantalla y el teclado y elegir los productos alimentarios que necesitan en su hogar. Según un informe llamado FoodISDIgital, de IPSOS para ISDI (Instituto Superior par el Desarrollo de Internet), el 42% de los usuarios controla mejor su gasto en alimentación cuando compra online.

Pero, ¿a qué se debe este gran giro hacia la compra de alimentación digital? Según el estudio este tipo de compra tiene más importancia para los clientes debido a su comodidad, al tiempo que ahorran y a su precio. Entre las categorías más comunes son la reserva de restaurantes, la petición de comida a domicilio y la compra de alimentación.

El informe se presentó en la jornada ISDIGITAL.DATA, en la sede del CAD (Centro de Aceleración Digital). ISDIGITAL.DATA es una iniciativa creada por ISDI para generar debate, encuentros, foros y analizar el fenómeno de la digitalización en los principales campos de la sociedad actual.

Entre todas las conclusiones del estudio destacan algunas como que el perfil de los usuarios de las diferentes categorías es similar y, además, con pocas diferencias en cuanto al ámbito geográfico. Además, el consumidor más común es la mujer entre 35 y 37 años, residente en Madrid, la zona centro del norte y Barcelona y Levante.

Respecto al gasto cuando se acude a un restaurante, la media es de 42 euros, aunque los usuarios del tramo de edad mayor son los que gastan un poco más, pero también mantienen una frecuencia de salidas menor: de entre una y dos bimestrales frente a una mayoría del 61% que va, al menos, una vez a la semana.

Según este estudio el 55% de los casos los usuarios no realizan una reserva cuando deciden acudir a un restaurante. Además, destaca el gran peso que tienen las influencias de los amigos o conocidos a la hora de decidir. Lo que si es cierto es que el canal online se utiliza de forma natural, aunque aún no llega al nivel del teléfono para la reserva (70%) tiene cada vez mayor influencia por la interactuación que permite y la libertad de horarios y uso.

Otra de las cosas que influyen mucho a los usuarios a la hora de elegir un lugar donde comer o consumir es la opinión de los clientes del lugar. El porcentaje de ciudadanos que decide compartir públicamente su valoración sobre los establecimientos que visita es muy elevado: un 49%, y lo hace mediante los agregadores como Tripadvisor (el 64%), redes sociales (el 47%) y en las webs de reservas (35%).

Uno de los datos más curiosos es que el estudio asegura que el 70%de las reservas online se producen sobre menú cerrado y un 14% de ellos incluso pagan por adelantado.

Respecto a la comida a domicilio, el ticket medio es elevado, de unos 22 euros, donde es habitual la suma de bebidas, postres y alguna vianda inesperada (83%) y tres de cada cuatro personas terminan consumiendo más de lo que tenía pensado a la hora de hacer el pedido.

Entre las fuentes de información de los usuarios de comida a domicilio domina claramente internet (74%) frente al 54% de la recomendación directa. El clásico buzoneo mantiene su eficacia para un 49% de los ciudadanos mientras que las redes sociales influyen especialmente en los más jóvenes. Para realizar estos pedidos lo que más emplean los usuarios es el móvil y el ordenador (50% y 44% respectivamente).

Además, otro de los datos interesantes del informe es que la publicidad mantiene su influencia como detonante del consumo, ya que un 68% de los usuarios afirma haber realizado pedidos tras ver un anuncio.

En cuanto a la compra de alimentación, el ticket medio se eleva a 81,8 euros y la frecuencia baja por tratarse de compras relevantes: un 75% compra, al menos, una vez al mes, el 25% quincenalmente y el 14% cada semana.

Además, dominan los envasados, ya que un 88% de los consumidores lo piden, y la compra se realiza de forma mayoritaria en las propias webs de los super e hiper (77%) aunque los hombres eligen portales como Amazon o Glovo.

¿Y los gastos de envío? Lo cierto es que en el 90% de los casos existen costes de envío. Cuando es así, un 68% de los consumidores los aceptan, siempre que los consideren razonables. Además, según el estudio el tiempo medio para recibir el pedido es de 1,7 días y en un 77% de los casos no existe ninguna incidencia al respecto.

Internet se está consolidando como el entorno natural para reservar restaurantes o encargar comidas por parte de los usuarios españoles, aportando una gran segmentación para adecuarse a los gustos particulares de los usuarios y un canal perfecto para opinar y compartir experiencias. Además, a la compra de alimentación online todavía le queda por desarrollarse y crecer”, señala Nacho Pinedo, CEO de ISDI.

Los usuarios controlan mejor su gasto en alimentación cuando hacen la compra online

Los usuarios controlan mejor su gasto en alimentación cuando hacen la compra online

Los usuarios controlan mejor su gasto en alimentación cuando hacen la compra online

Los usuarios controlan mejor su gasto en alimentación cuando hacen la compra onlineLos usuarios controlan mejor su gasto en alimentación cuando hacen la compra onlineLos usuarios controlan mejor su gasto en alimentación cuando hacen la compra onlineLos usuarios controlan mejor su gasto en alimentación cuando hacen la compra online

Te recomendamos

Cannes

Mundial

JCDecaux

Katapult

Atresmedia

Compartir