e-commerce

A la hora de llenar la nevera los españoles no se fían ni un pelo del e-commerce

e-commerceEl comercio online en España ha pasado de facturar 127 millones de euros en 2001 a 20.000 millones en 2015.

Sin duda, un crecimiento espectacular que da buena cuenta de la cada vez mayor implantación de este tipo de compras en nuestro país, sobre todo, gracias a la mayor seguridad de la red y la confianza de los consumidores.

Sin embargo, la población todavía es reacia a adquirir ciertos productos por internet y esos son los de alimentación. Ir al supermercado a escoger los alimentos es todavía rutina habitual en la vida de los españoles.

Pero, aunque el aumento de los pedidos online de los establecimientos ha crecido un 25% en el último año, el e-commerce de alimentación solo representa el 1% del total, muy lejos del 7% que, por ejemplo, supone ya en Reino Unido.

Y, ¿a qué se debe esta tendencia? A razones bastante obvias y es que, cuando se trata sobre todo de productos frescos como la carne, el pescado, la fruta o las verduras, el 64% de los consumidores duda de la calidad del producto que llegará a sus casas, el 63% admite que le gusta comprobarlo con sus propios ojos y el 57% desconfía de que el pedido llegue correctamente.

Sin embargo, sí aumenta cada vez más la venta online de productos de mayor volumen o peso, envasados y no perecederos que no necesitan el mismo control de calidad que los frescos.

Muy diferente es el panorama en otros sectores como el de los viajes pues el 67% de los usuarios los adquiere a través de la web, el ocio con el 58% comprando entradas para espectáculos por este medio o la ropa que consigue acaparar delante de las pantallas al 54% de la población.

Esta enorme diferencia entre sectores pretende estrecharse gracias a los esfuerzos de los supermercados que cada vez ofrecen servicios más personalizados y cómodos para ganarse la confianza de los clientes.

Es el caso de El Corte Inglés o Amazon, ambos con servicios de entrega exprés en una o dos horas o la preparación al gusto de sus productos frescos.

Así, con un crecimiento del e-commerce del 160% en la última década, los españoles son cada vez más adictos a gastar el dinero a golpe de clic aunque la alimentación sigue siendo la asignatura pendiente del las ventas online.

Te recomendamos

Carat

FOA

A3media

Outbrain

Podcast

Compartir