e-commerce

La legislación europea, la barrera que queda por franquear para tener consumidores satisfechos

ecommerceConferenceCada año, la asociación Ecommerce Europe celebra su Conferencia Anual en el Hotel Arts de Barcelona dentro del Global E-Commerce Summit. Este año, MarketingDirecto.com ha sido invitado para traerle en exclusiva lo más relevante del evento. Se trata del encuentro más importante a nivel europeo en el que se reúnen tanto importantes empresas de comercio electrónico como los creadores de las políticas europeas por las que se rige el mercado.

El primer día, dedicado por completo a la Conferencia Anual de la Asociación, abordó la situación del comercio electrónico desde tres perspectivas diferentes: 1. La regulación de los distintos países de la Unión Europea 2. Los pagos online y cómo reducir el fraude y otros riesgos 3. Transparencia frente al consumidor.

Chris Sherwood, responsable de políticas públicas del Grupo Allegro, dejó claro que una legislación en armonía entre todos los países de la Unión Europea facilitaría el crecimiento del comercio electrónico. Existen marcos legales base, pero se necesita una mayor armonía y simplificación. “Para poder competir a nivel global, las políticas europeas necesitan crear un entorno amigable a la vez que innovador para las empresas”, aseguró. Este entorno incluiría seguridad legal, menos burocracia e información a las empresas no sólo sobre la legislación comunitaria, sino también la particular de cada país en el que piensa operar.

Respecto a los pagos online, Roberto Liscia, presidente de Netcomm Italia, hizo hincapié en cómo las nuevas tecnologías han cambiado para siempre los sistemas de pago. “Hemos pasado de pagarle al mensajero que te traía el paquete a casa, a poder pagar a través de Facebook”, explicó. Las necesidades y demandas de los nuevos consumidores están inspirando nuevas aproximaciones a la seguridad digital y la identificación online. Han comenzado a surgir soluciones disruptivas en el mercado, y ahora la mayoría de los consumidores no tienen que ver comprometida su seguridad. Sin embargo, Liscia señaló que “la legislación europea debería tener en cuenta lo importante que sería tener reglas comunes para todos los países en este sentido”. Para él, un consumidor que compre en una web rumana debe sentirse tan seguro al pagar como uno que lo hace en una web alemana.

El encargado del debate en torno a la transparencia frente al consumidor fue Dave Keating, director de la publicación European Voice. El periodista tiene claro que el consumidor es lo más importante, y que hay que estar con él de la forma que él lo elija, cuando y donde él elija. Pero muchas veces, la legislación resulta una barrera importante para llevarlo a cabo. “Para la mayoría de las empresas que quieren incursionar en otros países resulta complicado encontrar información transparente y fiable sobre la calidad de los servicios que ofrece ese país”, reconoció. A eso habría que añadir las dificultades que encuentran los retailers online para poder realizar las entregas lo más rápidamente posible. Según Keating, “aún no se cuenta con un sistema de entrega verdaderamente integrado”.

Para cerrar la Conferencia Anual se contó con la presencia de Mallory Duncan, vicepresidente de la National Retail Federatrion de Estados Unidos, quien señaló algunas de las principales diferencias entre el mercado el comercio electrónico en su país frente al europeo. Para Duncan, la mayor diferencia es que “no hay una legislación común, la Unión fija una base, pero luego cada país la adapta, por lo que no hay una verdadera armonía en la legalidad que protege a los consumidores”. Otra gran diferencia es la privacidad. “En EEUU nos preguntamos lo que podemos hacer por el consumidor con los datos que ya nos ha facilitado, mientras que en la UE siempre se están preguntando si deben utilizar o no esos datos por cuestiones de privacidad”. Mientras no se superen estas barreras, Europa no podrá competir en el mercado global.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir