e-commerce

Los asistentes de voz le permitirán hacer compras online mientras se afeita

En 2025 el 2% de las compras que se realicen se harán a través de asistentes de voz o ´chatbots´, en especial las compras de baja implicación.

Los asistentes de voz le permitirán hacer compras online mientras se afeita

En los últimos años, el mundo de las compras ha cambiado de forma radical, en especial, las compras por impulso han cambiado su funcionamiento. Desde su teléfono móvil con un solo clic o desde un golpe de voz podrá comprar lo que necesite de forma rápida y cómoda.

Roberto Butragueño, experto de la consultora Nielsen, expone el cambio progresivo que provocará que en 2025 el 2% de las compras rutinarias se realizarán a través de los asistentes de voz (llamados chatbots). Actualmente esta cuota de compras online supone un 1% del total, tal y como publicaba el diario El Mundo.

Las compras a través de los asistentes de voz alcanzarán una gran relevancia en las compras de baja implicación.  Es decir, las repetitivas, de reposición (productos necesarios como la leche, papel higiénico, etc) o las de volumen (artículos de peso, bebidas, etc), según Butragueño.

Otro especialista en Nielsen apunta que esta será la nueva revolución en consumo, alcanzando en 2019 su mayor impacto. La idea es que usted seleccione los productos que quiera que se repongan automáticamente. La nevera lo detectará a través de un sensor, además de tener la opción de ordenar la compra mediante un altavoz inteligente de su teléfono móvil. El hecho de hablar con sus electrodomésticos será una realidad en unos años.

Por otro lado, las compras que tienen un componente de valor añadido o de capricho como el pescado o ibéricos no sufrirán este cambio. Seguiremos comprándolos en el supermercado, pero sí podrán efectuar pedidos a domicilio a través de los altavoces inteligentes.

Hay una predisposición del 56% según Nielsen a usar estas herramientas. Los asistentes como Siri de Apple, Alexa de Amazon o Home de Google ya tienen muchos usuarios que facilitan su día a día.

Actualmente, las compras por impulso se realizan en las colas del supermercado, como los chicles o chocolatinas, simples deseos que un futuro podrá satisfacer desde el coche en un atasco, en la sala de espera del médico o mientras se afeita.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir