e-commerce

Amazon paga 5.000 dólares a sus empleados por marcharse (para siempre)

Por qué Amazon ofrece tentadores cheques de 5.000 dólares a sus empleados "desertores"

Cada año Amazon ofrece a los trabajadores de sus centros de logística la posibilidad de acogerse al programa "Pay to Quit" y ser agasajados con hasta 5.000 dólares por abandonar la compañía.

amazonUna vez al año Amazon brinda a los empleados de sus centros de logística una oferta absolutamente singular: la posibilidad de embolsarse hasta 5.000 dólares por abandonar la compañía. Para acogerse a esta oferta tan atípica los trabajadores del gigante del e-commerce deben acatar una única condición: no volver a trabajar jamás en Amazon.

Pero, ¿por qué la compañía liderada por Jeff Bezos paga a sus empleados por poner pies en polvorosa? ¿Qué se esconde detrás de tan inusitada política de recursos humanos? “Queremos que en Amazon trabajen personas que quieran realmente estar aquí”, responde Melanie Etches, portavoz de la célebre tienda online, en declaraciones a la CNBC.

Los trabajadores que llevan un año vinculados profesionalmente a Amazon son agasajados con cheques de 2.000 dólares si deciden abandonar (para siempre) la compañía.

Cada año la indemnización se incrementa en 1.000 dólares hasta alcanzar un máximo de 5.000 dólares. De esta oferta, que tan tentadora podría parecerles a algunos, quedan excluidos los empleados temporales de Amazon.

Con este programa, bautizado muy atinadamente con el nombre de “Pay to Quit”, Jeff Bezos, CEO de Amazon, no trata de desembarazarse ni mucho menos de sus empleados, más bien al contrario. Con “Pay to Quit” Bezos pretende animar a sus trabajadores a pararse a pensar y a reflexionar sobre lo que quieren realmente para su futuro profesional.

Y parece que el programa funciona después de todo. Así lo cree al menos el escritor Michael Burchell, muy familiarizado con la cultura de trabajo de Amazon. “Pay to Quit” refuerza el engagement y la productividad de quienes deciden no acogerse a este programa y ahorra a la compañía muchísimos costes a largo plazo (los ocasionados por quienes están huérfanos de motivación en el trabajo).

Según un estudio de la empresa de investigación de mercados Gallup, los empleados desmotivados, infelices e improductivos cuestan anualmente a las empresas 3.400 dólares por cada 10.000 dólares de salario.

Te recomendamos

JCDecaux

Mundial

Katapult

Cannes

Compartir