e-commerce

Factores que intervienen en el crecimiento del comercio electrónico

El sector del retail y la evolución del comercio electrónico: una relación de múltiples variables

El comercio electrónico representa, en el mejor de los casos, aproximadamente una décima parte del mercado retail a nivel global. Hablamos de una cifra que se sitúa alrededor de los 28 billones de dólares.

Dentro del sector del retail nos encontramos con los denominados como “fast-moving consumer goods”. Un sector que en combinación en el mundo online y offline reporta unas cifras de cuatro billones de dólares con una tasa de crecimiento del 4%, mostrando signos de un rendimiento lento en los mercados desarrollados.

A esta fotografía tenemos que sumar (ahora entenderá los motivos) las predicciones que apuntan a que el comercio electrónico en el sector del retail a nivel global crecerá un 20% (tasa de crecimiento anual combinada) hasta convertirse en 2020 en un mercado de cuatro billones de dólares. Una cifra mucho mayor que la reportada por los ya citados “fast-moving consumer goods”.

Se estará preguntando porqué hemos planteado estos datos. El motivo reside en intentar responder a una cuestión que cada vez se plantea con mayor frecuencia: ¿las marcas y retailers tratan el e-Commerce como una oportunidad de crecimiento más grande que la industria de los bienes de consumo en sí?

En sectores como el de la electrónica aún es demasiado pronto para trazar una evolución válida en el terreno del comercio electrónico si hablamos de bienes de consumo. La categoría de comestibles es incluso anterior en la trayectoria de evolución. Como resultado nos encontramos que, en algunos de los mercados más desarrollados como Estados Unidos, se produce un crecimiento significativo de los canales online.

Es decir, mientras que, a día de hoy el 23% de los estadounidenses ya compra productos de alimentación de forma online, se espera que esta cifra se triplique en menos de 10 años.

La perspectiva de que la industria online del retail iguale a la industria de los bienes de consumo y Gran Consumo es el reflejo de un cambio masivo en los hábitos de consumo desde la perspectiva de los fabricantes y retailers tal y como informan desde Nielsen. “Es el mayor cambio que veremos en nuestras vidas”.

Es por esto que cualquier estrategia lanzada de las empresas de bienes de consumo que no tenga en cuenta el comercio electrónico como canal de venta, dejará de lado un importante aliado en términos de crecimiento.

En un mundo en el que los dispositivos móviles definen a los consumidores, es complicado establecer una relación entre la propiedad de smartphones y el comercio electrónico.

El comercio electrónico en el sector retail parece ir de la mano de la tasa de penetración de los smartphones en el mercado. Hay que dejar claro que el alcance de los teléfonos inteligentes en las sociedades no es un valor lo suficientemente sólido como para ser único responsable del desarrollo del comercio electrónico.

Esto nos deja ante una fotografía en la que los hábitos online de los consumidores y el uso que hacen de los smartphones, por sí solos, no solo el único conjunto de factores que pueden llegar a modificar las tendencias de compra tanto en el mundo online como offline.

Basta con echar un vistazo al siguiente gráfico:

Si observamos el mercado total del comercio electrónico y cuánto se explica de este por la conectividad y la penetración móvil, el 70% de las variaciones en las ventas totales en e-Commerce puede explicarse por estos dos factores.

Por otro lado, la conectividad y los dispositivos móviles sólo representan el 40% de la variación en el comercio electrónico en el sector de los comestibles, lo que significa que el 60% se explica por otros factores.

Te recomendamos
En otras webs

ICEMD

FLUGE

Hotwire

A3Media

Recopilatorio

Compartir