e-commerce

La venta por internet de IKEA hace su desembarco en España

ikea-ecommerceIKEA da el salto a la venta online en España. El fabricante de muebles sueco ha anunciado el inicio de una prueba piloto de su servicio de venta a través de internet en nuestro país. Por el momento, únicamente estará disponible en sus tiendas de Alfafar (Valencia) y Baracaldo (Vizcaya). El objetivo es ampliar este servicio a toda su red antes del próximo mes de diciembre.

Un paso que llega bajo el nombre de Compra Online Versión 1.0 y, tal y como recogen desde El Economista, ofrece casi todos los productos que la compañía sueca tiene en su catálogo. Una forma de mejorar la experiencia del consumidor acercando sus productos a aquellos lugares en los que, por diferentes motivos, no pueden abrir una tienda física.

El servicio cuenta con dos modalidades de recogida. La primera puede realizarse físicamente en la tienda (click & collect) a un precio de 16 euros (21 euros si hablamos de un punto de entrega). La segunda posibilidad que tenemos es recibir nuestra compra a domicilio con un precio mínimo de 55 euros. Cantidad que varía a medida que aumenta el importe de la compra y la zona en la que se realice la entrega.

IKEA no está dispuesto a quedar por detrás de competidores como El Corte Inglés, Carrefour o Leroy Merlín que ya ofrecen este tipo de servicios. Cabe destacar que la empresa ya ofrecía la venta online de colchones y sofás, además de un servicio más concreto: IKEA Business (destinado a autónomos y empresas).

Estamos ante el nuevo paso dado por el fabricante de muebles en su estrategia multicanal. Un movimiento que comenzaba en marzo de 2015 cuando puso a disposición por primera vez para los consumidores de España la posibilidad de encargar los productos a través de la red de redes. Eso sí, el punto de entrega se encuentra en Cendea de Galar, a tres kilómetros de Pamplona (Navarra).

Como ya hemos visto, por el momento sólo estará disponible en los emplazamientos mencionados al inicio de este artículo pero se trata de claramente de un paso previo al comercio electrónico.

Un servicio que la compañía ya ofrece en países como Alemania, Suecia, Estados Unidos o Canadá. En el caso de España, no se establece un stock único por lo que la disponibilidad de los productos dependerá de las existencias que tengan en cada una de las tiendas.

Cabe señalar que quedan excluidos de la venta a través de internet algunos productos como los de IKEA Food, los de bajo pedido, aquellos vendidos en la sección de oportunidades o las plantas naturales entre otros.

Aunque IKEA esperará a ver el funcionamiento para ampliar el servicio de venta online, su estrategia en España pasa por la venta a través de tiendas físicas. De acuerdo a los datos de su último ejercicio fiscal (agosto de 2015), la filial española de IKEA aumentó notablemente sus ganancias y ventas.

Hablamos de una facturación de 1.281 millones de euros. Un 10,7% más que durante el mismo periodo del año anterior. Además la empresa incrementó su beneficio un 43,6% hasta situarse en los 78 millones de euros.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir