e-commerce

Por qué Whole Foods se convertirá en el mejor cliente de Amazon

No hay nada peor en el mundo de los negocios que subestimar a los rivales.

Cuando en el año 2006, el CEO de Palm, Ed Colligan, se mostraba despreocupado ante los rumores sobre el iPhone, poco podía imaginar que unos años después esa compañía sería la causante de su derrota en el mercado.

Lo mismo ocurrió con John Mackey, fundador y CEO de Whole Foods que aseguró que la apuesta de Amazon por el sector de la alimentación sería su "Waterloo" particular.

Sin embargo, esta semana conocíamos el acuerdo de compra de Whole Foods por parte de Amazon por 13.700 millones de dólares.

En el cambiante mercado actual está claro que no se puede escupir para arriba. Pero, ¿Por qué Colligan y Mackey erraron tanto en sus predicciones?

Simplemente porque se olvidaron de los objetivos de cada compañía y, al no tener clara, esa misión tampoco supieron entender sus estrategias y tácticas.

Así lo expone Ben Thompson en el blog Stratechery, en donde analiza el nuevo rumbo de la compañía de Bezos.

Comienza haciendo alusión al objetivo que la propia compañía establecía en sus comienzos: "Nuestro objetivo es ser el retailer online líder en productos y servicios basados en información con un enfoque inicia en libros".

Tiempo después, cambiaron estas palabras para reflejar un nueva misión, la de "ser la compañía más consumer centric de la Tierra; construir un lugar al que la gente pueda acudir para buscar y descubrir cualquier cosa que deseen comprar online".

Bajo esta premisa, Thompson asegura que el error de Mackey fue pensar que los esfuerzos de Amazon por liderar el sector retail se limitarían al e-commerce y, precisamente, este terreno ni siquiera formaba parte de su estrategia.

Entonces, ¿cuál es su estrategia? En un entorno, el del e-commerce, en el que la diferenciación es al mismo tiempo complicada de conseguir y vital para el éxito de los negocios, Amazon ha apostado por su servicio Prime.

Su fiabilidad y conveniencia le han convertido en la primera y casi única opción para la mayoría de consumidores.

"Con Prime, Amazon ha creado un poderoso foso entorno a los bienes de consumo que no depende solamente de tener los precios más bajos, porque con Prime los consumidores ni siquiera se molestan en comprobarlo", explica Thompson.

El último movimiento de Amazon, se explica, según Thompson, por la necesidad de la compañía de solventar algunos de los problemas que se presentan en su negocio de alimentación.

Y es que, explica, mientras los libros pueden almacenarse en enormes cantidades en un almacén, las tiendas tienen capacidades limitadas para acoger alimentos.

Asimismo, cuando un usuario pide un libro online sabe lo que va a recibir, algo que, en el caso de los productos de consumo no es así.

Además, los libros pueden permanecer en un almacén durante un tiempo ilimitado pero los alimentos no.

Todo esto significaba que Amazon Fresh se encontraba con una desventaja de costes con respecto a las tiendas físicas y, para poder ser competitiva necesitaba contar con una escala considerable que ahora es posible gracias a la adquisición de Whole Foods.

Pero la función de la nueva compañía no será la de retailer sino la de consumidor del propio Amazon.

Thompson afirma que "Amazon está comprando un cliente, su primer y mejor cliente, que ofrecerá escala a sus esfuerzos en el negocio de alimentación. Lo que espero de Amazon en los próximos años es transformar la cadena de suministro de Whole Foods en una arquitectura de servicio basado en bienes primarios: carne, fruta, verdura y productos no perecederos. Lo que hará que esta adquisición valga la pena es que haya un cliente garantizado: Whole Foods Markets".

Pero las ambiciones de Amazon, señala, van algo más allá pues se encuentra en condiciones de poder ofrecer servicios a restaurantes y a domicilio, haciéndose así con otra buena parte del mercado.

Así, se trata dela misma estructura que la compañía utiliza en sus Amazon Web Services y cuya clave reside en ser capaz de utilizar la inversión masiva necesaria para construir el servicio en un primer momento.

Tras este análisis, Thompson vuelve a Mackey afirmando que su mayor error fue no solo no entender las estrategias, tácticas y objetivos de Amazon sino no entender a Amazon en sí mismo.

"A diferencia de Whole Foods, Amazon no desea convertirse en una tienda de alimentación y, a diferencia de la opinión generalizada, la compañía no es siquiera un retailer sino un proveedor de servicios cuya piedra angular es su escala".

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir