E-Mail Marketing

A la hora de enviar correos electrónicos debemos pensar que "menos es más"

El comerciante de ropa de diseño americano Nieman Marcus mandó 534 correos electrónicos a sus clientes durante el año pasado. Esto equivale a casi dos por día laborable. JC Penny envió 590. Algo que dejó perplejo a su nuevo CEO Ron Johnson, especialmente porque no entraron más clientes en las tiendas.  Durante el año pasado los 100 primeros vendedores de Estados Unidos han enviado 177 correos electrónicos de media, un 87% más que en 2007. Un estudio de la agencia de marketing directo Harte-Hanks ha descubierto que la tasa de clics decae en paralelo. Durante 2007 el 19% de los consumidores hacía clic sobre un correo de un comerciante, lo que conducía a su página web a un 3,9% de ellos. En 2011 fue sólo la mitad con un 12,5% y 2,8% respectivamente.

La marca Nicole Miller ha comprobado hace poco que menos es más. Aunque el marketing de correos electrónicos mueve el comercio electrónico, demasiados pueden dañar el negocio. Desde que la cadena envía menos emails su tasa de clic ha aumentado de un 15% al 40% según informaron a Wall Street Journal. El porcentaje de las ventas procedente de los correos electrónicos pasó de un 10% a un 17%.

Nieman Marcus todavía no ha frenado su aluvión de emails pero ha apostado por contenidos optimizados. Dado que conoce la información se sus consumidores al dedillo, incluyendo los temas que más les interesan, pueden enviar correos más específicos según sus intereses y costumbres. Un ejemplo es el vendedor de videojuegos Gamestop, que ha dividido a sus clientes en dos grupos. Los que están interesados en las ofertas en general y aquellos que generalmente son jugadores activos y se interesan por las ofertas especiales y bonificaciones y que reciben más correos. El resultado es que el segundo grupo está un 30% dispuesto a abrir los correos de la marca frente al 10% del primer grupo.

Te recomendamos

TAPTAP

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir