E-Mail Marketing

El 91% de los estadounidenses utiliza el correo electrónico a diario ¿realmente está muriendo?

emailEl correo electrónico lleva más de 12 años posicionado como uno de los vehículos fundamentales para las comunicaciones en nuestro día a día. Algunas voces señalan que el ocaso del mail está cerca como consecuencia del surgimiento de nuevas formas y sistemas de comunicación. Pero los datos arrojados por el último informe realizado por McKinsey & Company hablan de todo los contrario: la salud del correo electrónico es buena, el contenido es cada vez mejor y los “marketeros” que utilizan este sistema se están adaptando a los cambios que se producen en los medios de comunicación y la tecnología a un ritmo impresionante.

Este informe señala que el 91% de los consumidores estadounidenses utiliza el correo electrónico a diario y éste sigue siendo de forma significativa el medio más efectivo para adquirir clientes de medios de comunicación social casi 40 veces mayor que lo que los son Facebook y Twitter. Con estas afirmaciones el informe niega tajantemente que el mail esté muriendo.

Aquí se muestran algunos de los datos recogidos en 2013 por este informe:

-las tasas de Clickthrough se incrementaron un 3,4%
-las tasas de Click-to-open mejoraron un 7,3%
-las tasas de rebote disminuyeron un 42,9%

El correo electrónico está cada vez más fuerte gracias a que los “marketeros” que lo utilizan se han vuelto más disciplinados con sus estrategias y la aplicación de las mismas. El 2013 supuso un año extraordinario para el correo electrónico donde lo más destacable fue el aumento de cuentas de correo que se abrieron en los dispositivos móviles.

A mediados de 2013 las tasas de apertura en los dispositivos móviles superaron a las que se realizaron en escritorio: un 51% frente al 45%. Estos datos han llevado a los “marketeros” a cambiar la forma de realizar sus estrategias y ejecutar sus campañas. Estos “marketeros” utilizan ahora el diseño de respuesta y escalable así como las páginas de destino y sitios web móviles con el objetivo de mejorar la atención ante el creciente segmento de on-the-go de los consumidores.

Desde este informe se anima a estos “marketeros” a que continúen refinando sus enfoques para garantizar que el mail continúe siendo una de las principales plataformas para desarrollar sus estrategias de marketing. A continuación se muestran cuatro tendencias a las que no hay que perder de vista a lo largo de este 2014 y que repercutirán en el futuro del correo electrónico:

1.El continuado aumento de dispositivos móviles

A finales del cuarto trimestre de 2013 más del 55% de todo el correo electrónico se abrió a través de dispositivos móviles lo que ha cambiado la forma para desarrollar las estrategias de marketing posicionando estos dispositivos como los primeros destinatarios de las mismas.

2. Desafíos en el crecimiento de las listas de correo

La teoría convencional señala que cuanto mayor sea el número de suscriptores de una lista, mayor será el potencial de ingresos de la misma. De acuerdo a esta premisa los “marketeros” se enfrentan a dos factores: aumentar el número de direcciones de correo electrónico que aparecen en estas listas y reducir las tasas de cancelación.

Aunque estos dos factores son comprendidos, el problema lo encontramos en que aún se pasa demasiado tiempo ampliando estas listas en vez de dedicarlo a la mejora de los contenidos, por esto, hay que fijar unos objetivos muy claros en nuestras estrategias.

3.Usuarios inactivos y listas de correo saturadas

Aquí encontramos el principal reto para los “marketeros”. Nuestras listas de correo pueden contener usuarios inactivos (aquellos que no han abierto su cuenta o hecho clic en los últimos seis meses) y las listas de correo que podemos “quemar” si saturamos a los suscriptores con envíos masivos o contenidos irrelevantes.

Los usuarios inactivos pueden tener un impacto negativo en los indicadores globales y además representan un segmento importante de los ingresos potenciales. Por esta razón hay que realizar campañas dirigidas a estos usuarios centradas en la reactivación y el retorno automático. Además hay que ser selectivo con el número de mails que enviamos para no saturar nuestras listas y que los suscriptores no pierdan el interés en nuestros contenidos.

4.El aumento de los problemas de privacidad

El correo electrónico continúa siendo una oportunidad para generar diálogo pero la verdad es que son muchos los “marketeros” que están perdiendo la oportunidad de recoger de forma proactiva la información de sus suscriptores.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir