líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

IMAGÍNESE NO RECIBIR MÁS FACTURAS DEL BANCO...

¿No más facturas por correo? Por supuesto, tendría que seguir pagándolas. El e-mail marketing aún no ha solucionado ese tema. Pero podría recibir todos sus cargos en cuenta directamente en su buzón de correo electrónico. Así no tardaría horas en encontrar ese balance del mes de enero, ni su mujer habría abierto esa factura de la floristería que tantos problemas le ha causado. Por otra parte, ¿quién tiraría sin abrir una carta del banco? La misma respuesta sirve para los e-mails.

– Los servicios bancarios pueden aprovechar esta herramienta para fidelizar a sus clientes, enviándoles por correo electrónico esos folletos que se quedan en las sucursales: nuevos fondos de pensiones, hipotecas, préstamos, permitiendo al cliente que profundice en la información solicitando envíos más específicos sobre cada producto y sus condiciones.
– También ayudarán al usuario si le permiten recibir de manera digitalizada información periódica sobre sus cuentas.
– Por otra parte, conseguirán comunicar con el “cliente de cajero”. Pocos de ellos tienen el horario del banco y pueden hacer sus gestiones en la sucursal, donde un agente les ofrezca el producto más ajustado a su perfil. El e-mail marketing puede hacérselo llegar, a las diez de la noche o las tres de la tarde de un domingo, cuando la sucursal está cerrada.

 

LA CIENCIA DE ESPIAR A LOS CLIENTESAnteriorSigueinteMERCADOTÉCNICA/WPP GANA EL PREMIO INTERNACIONAL AMAUTA

Noticias recomendadas