E-Mail Marketing

LOS NEWSLETTERS NO CUMPLEN FECHA

Un 37% de los newsletters no se envían con una periodicidad definida de acuerdo con un estudio realizado por la consultora Netydea entre 21 webs informativas y de comercio electrónico. Es más, por lo general no informan a los usuarios de la periodicidad de envío a la hora de suscribirse.

Los boletines informativos son, sin embargo, más regulares que los de las tiendas online. En cualquier caso, la consultora que ha realizado el estudio recomienda que aunque no se envíen siempre el mismo día de la semana, se les dote de una periodicidad que haga previsible su recepción, para que el usuario no pueda confundirlo con spam.

El estudio de Netydea desvela además que un 68% de estos newsletteres supera la extensión considerada como más conveniente –1.200 píxeles de pantalla como máximo en posición vertical y en resolución de 800×600-. La sobrecarga de información es, sobre todo en las newsletters informativas, un error bastante común.

La nota sube en lo referente al “asunto” ya que en el 53% de los casos este campo aporta algún tipo de información al lector. Y además, existe otro buen indicador que respetan aún un mayor porcentaje de las newsletters estudiadas: en el 90% está claramente identificado el enlace para darse de baja. Sin embargo, mirando la puntuación general, sólo el 24% de las newsletters cumplen al menos tres de los cuatro criterios estudiados -periodicidad, extensión de los contenidos, asunto y baja de dirección- .

Netydea llevó a cabo el trabajo de campo para este estudio entre diciembre y enero analizando los newsletters de once tiendas online -Discoweb, TiendaPC y FNAC, entre otras- y diez medios de comunicación –como La Vanguardia Digital, Telépolis y Zumo de Red-.

Otro informe sobre el mismo tema realizado por Jakob Nielsen, fundador de la consultora de usabilidad web Nielsen Norman Group, coincide en que en la mayoría de las newsletters facilitan la baja de los usuarios que no quieren recibir más envíos y que para evitar pérdida de suscripciones es fundamental que el usuario reciba los envíos con una regularidad predeterminada.

En cuanto al interés despertado por los contenidos el estudio señala que únicamente el 23% de los envíos se leyeron a fondo y al 27% se les echó un simple vistazo o ni siquiera fueron abiertos. Sin embargo, en otro párrafo del estudio, Nielsen Norman sostiene que los internautas son más propensos a sentir los contenidos de los newsletters como “suyos” que las informaciones que ven en la web, en gran medida porque los reciben en su buzón de correo electrónico.

Por último destaca como esencial que el campo “asunto” anime a los usuarios a abrir el mensaje y no les induzca a pensar que se trata de spam. Lo más aconsejable es usar un “asunto” distinto en cada envío, que especifique el contenido del newsletter.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir