líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

SPAM WARS - ESTO ES LA GUERRA (CONTRA EL SPAM MAIL)

«Spam Wars», así titulan Emily Avila y Greg Sherwin su artículo del pasado 3 de marzo en «ClickZ», refiriéndose a la lucha de las comunidades virtuales contra el difundido spamming. Un fenómeno de amplia difusión en Estados Unidos y que está llegando ya a nuestro país (recuérdese la reciente resolución de la Agencia de Protección de Datos, condenando a un spammer español a una multa de diez millones de pesetas).

Los técnicos y activistas anti-spam norteamericanos, han unido ya fuerzas para pertrecharse contra la ofensiva de los acosadores vía e-mail, que se permiten acciones masivas cuyo coste sería impensable tratándose del correo tradicional.

Un ejemplo de la tecnología anti-spam es el Spam Bouncer de Catherine Hampton, que puede usarse con un servidor de correo tipo Eudora o Outlook. Su criterio para filtrar posibles UCE (Unsolicited Commercial E-mail), se basa en que éste provenga de direcciones o ISP permisivas con el spamming o realizados con programas de envío masivo.

Algunas comunidades anti-spam, como Coalition Against Unsolicited Commercial Email (CAUCE) y Forum for Responsible and Ethical Email (FREE), han sido acusadas de bordear el fanatismo. Vigilan e informan sobre las actividades de los spammers hasta que éstos son expulsados por sus ISP, se les deniegan los dominios y tienen que refugiarse en cuentas de correo gratuitas.

Sus informes renuevan los filtros del Spam Bouncer al menos una vez al mes para atrapar a los recién llegados al spamming. Esta aplicación permite otras acciones automatizadas que pueden ayudar en la caza de spams:
notificar al remitente que el e-mail ha sido interceptado y proporcionarle una contraseña para reenviarlo (lo que puede ayudar a no perder el mensaje, en caso de que el e-mail no provenga de un spammer; los verdaderos spammers nunca leen las respuestas)
«fingir una e-mail muerte», enviando una simulación que haga creer a los spammers que tu dirección de correo es incorrecta, para que te borren de su lista,
quejarse a los proveedores de los spammers para que les denieguen el acceso.

Sin embargo, sólo las bases de datos de spammers en tiempo real pueden actuar contra la constante renovación de campañas. Por ejemplo, la Realtime Blackhole List (RBL) de Paul Vixie contiene direcciones IP asociadas con dominios que han realizado repetidos actos de spamming y puede llegar a cortar de raíz cualquier envío que provenga de las mismas.

Los internautas no tardarán en exigir que sus proveedores de correo les proporcionen estas tecnologías de filtrado -de hecho, Exactis está planeando ya ofrecer a sus usuarios servicios centralizados de gestión de sus cuentas de correo-.

ClickZ se puede contactar en Internet en gt.clickz.com

 

BLOOMBERG TV CONSIGUE MAYOR AUDIENCIAAnteriorSigueinteSPEED IS CHANGING THE INDUSTRY

Noticias recomendadas