E-Mail Marketing

UN EMAIL PARA CADA RESPUESTA

Una campaña de e-mail marketing suele comprender el envío de mensajes a un grupo de individuos y el análisis de los resultados, antes de comenzar a pensar en la próxima acción. Pero las acciones de PropertyFirst.com, una web estadounidense sobre negocios inmobiliarios, no son tan típicas. Heidi Anderson, coautora del libro “Sometimes the messenger should be shot”, nos expone este ejemplo en Clickz.

– Distintas respuestas a distintas acciones
Sus campañas se basan en la premisa de que no todos los receptores actuarán de la misma manera ante un e-mail. Así que dependiendo de la reacción de cada internauta, se realiza un seguimiento diferente.

– Recordar los beneficios
En agosto de 2000, PropertyFirst.com desarrolló una campaña para volver a informar de los principales beneficios de su oferta a 14.000 agentes inmobiliarios: pueden registrar en la web una lista con sus propiedades en venta, cobrar una comisión por cada venta y encontrar compradores que se ajusten a sus ofertas.

– Seguimiento
PropertyFirst.com envió mensajes automáticos a los receptores del primer email, distinguiéndoles en función de cual había sido su respuesta.
· Por un lado, envió una nota de agradecimiento a los agentes que registraron una propiedad en la web.
· Dirigió un mensaje de recuerdo (“Un comprador está buscando tu propiedad”) a los que no abrieron el email y a los que lo abrieron y accedieron a la web de la compañía.
· Y por último, un mensaje un poco más agresivo (“Vende tus propiedades en Internet”) a quienes abrieron el mensaje, pero no registraron ninguna de sus propiedades en la base de datos.

Resultados: En la segunda tanda de envíos, los destinatarios abrieron cerca de un 40% de los mensajes, frente al 32% de la primera ronda. Un 5% de los receptores accedieron desde el mensaje a la web, mientras que la primera vez sólo lo hicieron un 4,5%.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir