Mobile

¿Cuál es la madre de todos los males del marketing móvil?

Los móviles se han colado en nuestras vidas a unos niveles prácticamente indescriptibles. Los utilizamos como reproductor de música, hablamos a través de ellos mientras cocinamos, jugamos con ellos mientras esperamos al autobús o miramos nuestras redes sociales en cada descanso que tenemos. Los móviles se han convertido en una extensión de nuestra mano, en el complemento para el resto de las tareas que llevamos a cabo. Y es que, según Tomi Ahonen, ex ejecutivo de Nokia, consultamos nuestros teléfonos una media de 150 veces al día. Eso es mucho esfuerzo para sacar el móvil del bolsillo.

Con todo el tiempo y atención que dedicamos a estos minúsculos dispositivos que caben en la palma de nuestra mano, es lógico que agencias y empresas estén tratando de introducir ‘el marketing’ en ellos. Sin embargo, la forma en que lo están intentando llevar a cabo es errónea. Así piensa Derek Harding, consejero delegado y fundador de Innovyx Inc, que, en ClickZ, explicó que el problema está en “una tendencia a adaptar las estrategias de marketing existentes al soporte móvil”.

En este sentido, Harding se muestra implacable. “En el ‘móvil’ se destacan las deficiencias de la estrategia de comunicación de marketing (o la falta de ella). Contamos con una sola palabra para resumir una serie de dispositivos cada vez más sofisticados, con múltiples facetas y usos, en posesión de personas que están esperando mensajería coherente y consistente.”

Para él, la clave está en coger los elementos propios de los teléfonos móviles y aprovecharlos. Estos son los sms, los e-mails… recursos que aún hoy no han sido plenamente utilizados. A este problema se suma otro aún más inquietante. Un estudio reciente realizado por la compañía de análisis Flurry, muestra que la publicidad móvil recibe una pequeña proporción del gasto total dedicado a publicidad en otros soportes.

A pesar de estos desafíos, no podemos ignorar el calibre que está tomando este nuevo soporte. Según Harding, la predicción para el gasto en publicidad móvil es del 82% de crecimiento anual. “Esto significa que es el momento para prepararse. Si vas a hacer ‘móvil’ debe ser una parte natural de la estrategia global, lo que, por supuesto, significa tener una estrategia. La comprensión de sus clientes, tanto actuales como futuros, cuándo, cómo y dónde quieren interactuar con usted es fundamental”.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir