Mobile

¿Matará el comercio móvil al e-commerce?

Para quien no conozca el término, API (application programming interface) es un conjunto de normas e instrucciones que permite a las aplicaciones de software comunicarse entre sí, es decir, hablar las unas con las otras. Una API puede incluir estructuras de datos y clases de objetos y variables, entre otros. Además, una especificación de API puede tomar muchas formas, incluyendo una normal internacional, tales como POSIX o documentación del vendedor (como la API de Microsoft Windows) o las bibliotecas de un lenguaje de programación.

Las API’s dependen del idioma y los elementos de éste en particular. Además, el término de API puede ser utilizado para hacer referencia a una interfaz completa, a una sola función, o incluso a un conjunto de APIs proporcionado por una organización. Así, el alcance del significado generalmente se determina por el contexto de su uso.

El incremento de las compras de APIs empezó a ser notable en 2011, cuando más de 100 nuevas APIs eran contratadas cada semana y se prevé que en 2016 estarán funcionando más de 30.000 aplicaciones.

Algunos ejemplos de los tipos más populares de APIs son, por ejemplo, Google App Engine y Amazon EC2, las cuales permiten crear y alojar aplicaciones web en los mismos sistemas con los que funcionan las aplicaciones de Google.

En cuanto al comercio electrónico, las APIs han dejado su huella bastante rápido y podemos observar óomo en el 2000, eBay ya anunciaba que su API ayudaría a que otras compañías construyesen aplicaciones y así hacer más fácil el uso de la plataforma. Y ya en estos últimos años, marcas como Tesco, Sears, Spotify o Nike se han subido al carro del dominio online así que, ¿terminará matando el comercio móvil al e-commerce por las APIs?

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir