líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

¿Por qué la localización será imprescindible en el futuro de las apps?

Redacción

Escrito por Redacción

Generalmente la fase inicial de una nueva tecnología tiende a imitar un producto ya existente, pero dándole forma digital. Y sólo después de este proceso se convierte en algo completamente nuevo que no podría haber existido antes de la tecnología, o por lo menos eso es lo que aseguraba Drew Breuning, director senior de producto de PlaceIQ, en las conferencias digitales de Ad Age.

Este planteamiento explica a la perfección lo que hoy en día está ocurriendo con las tecnologías y los servicios de localización. Y es que, como explicaron Breuning y Darren Herman, presidente de KBS+ Ventures, la tecnología de localización ya no consiste sólo en aplicaciones de geolocalización.

“La localización en sí misma va a traer cambios significativos para la publicidad móvil”, aseguró Herman. Y es que cuanta más información se tenga sobre el consumidor, más relevancia tendrás para esos consumidores.

El móvil, a pesar de la increíble penetración global y de haber logrado convertirse en el primer medio en consumo en Estados Unidos, por encima de la televisión, “sigue siendo el medio más incomprendido”, explicó Herman. Y esto se debe a que no hay una métrica aceptada que determine su valor real, que no se aprovecha su portabilidad mientras que la localización sigue tomándose como una herramienta especializada, que no está muy claro cómo ganar dinero a través del móvil y que, en definitiva, “estamos atrapados en el modo de experimentación”, añadió. “Pero tenemos esperanza”.

La localización es una herramienta barata, por lo que se puede utilizar más a menudo; se va a convertir en parte de la interfaz y será relevante para todos los medios, ayudará a las empresas a entender mejor a los usuarios, a valorar mejor a las audiencias y ayudará a que los usuarios estén dispuestos a pagar por contenidos.

Tenemos que averiguar cómo utilizarlo. Ahora es obligación de los desarrolladores utilizar esta nueva tecnología y averiguar cómo podemos utilizarla todo el tiempo”, explicó Breuning. “No sabemos dónde va a ir la localización, pero el pasado puede ayudarnos a entender cómo las tecnologías emergentes progresan”. “No sabríamos cómo hacer las cosas si la tecnología no hubiera estado ahí antes”, añadió.

Esta evolución ha ocurrido con los mapas. Primero eran mapas conectados respondiendo a las preguntas de siempre: “¿dónde estoy, dónde estás, dónde puedo ir a comer?”. Pero, ¿cuál es el siguiente paso? Puede que sea imposible saber dónde está el futuro de la localización, pero lo que está claro es que ya están empezando a aparecer aplicaciones que apuntan hacia lo que está por llegar en el mundo de la geolocalización móvil.

Al final, “son interfaces mejoradas. Es más que un contenido, es más que una función, más que un componente de la interfaz”.

Pero, ¿por qué la localización es tan importante? Primero, explicó Breuning, porque podemos utilizar la localización en cualquier lugar. Es decir, “no tienes que ser una aplicación de localización para utilizar la localización”, y esto significa que se pueden integrar estos servicios en todo tipo de apps para ofrecer un mejor servicio a los consumidores. Para anunciantes, desarrolladores, marcas o cualquiera en el ámbito móvil, la localización en las aplicaciones supone “una forma más de mirar al consumidor”.

 

Lo que el liderazgo empresarial tiene que aprender del yogaAnteriorSigueinteLa Fundación Vodafone apoya la campaña "Está en tu mano" para romper con los estereotipos asociados al envejecimiento

Contenido patrocinado