Mobile

¿Son flor de un día las aplicaciones móviles?

¿Están las aplicaciones móviles sobrevaloradas? O, por el contrario, ¿está su éxito más que justificado? Sobre este tema se ha discutido en el congreso de economía digital DMMK que se celebra actualmente en Stuttgart (Alemania).

Las aplicaciones móviles se dejan de utilizar cuando el usuario tiene un ordenador a mano, asegura Nico Verplanke, director del Instituto Interdisciplinar de Tecnología de Banda Ancha de Bélgica. El motivo: que “el 43% de las aplicaciones móviles no funcionan correctamente”. Para desarrollar apps que se ganen el favor del usuario, es necesario tener en cuenta las siguientes dos reglas, según Verplanke:

- El uso de las aplicaciones móviles no es algo planeado, sino totalmente espontáneo.

- Dado que muchas apps se utilizan cuando el usuario está fuera de casa, su manejo debe ser intuitivo y su acceso debe tener lugar en muy pocos pasos.

“Las apps están muertas”. Ésta es la tesis defendida por Nadine Brendel, de Yoc. Si bien el 54% de los propietarios de smartphones utilizan actualmente aplicaciones móviles, Brendel ve en ello más una moda pasajera que una tendencia a largo plazo. “Hay 500.000 apps y el mercado ha tocado ya techo”, añade. Al mercado de las de las aplicaciones móviles no le beneficia tampoco que la fragmentación que hay hoy por hoy en el sector de la telefonía móvil. Hay demasiados aparatos y demasiados sistemas operativos, advierte Brendel.

Por otra parte, a la hora de poner precio a una aplicación móvil, las empresas deben tener en cuenta si éste se corresponde realmente con su utilidad, apunta Brendel. Y una vez puesto precio a la aplicación, llega la hora de publicitarla para conquistar así a su público objetivo. Sin embargo, a las aplicaciones que hay actualmente en el mercado le quedan los días contados, según Brendel. “Los navegadores de mañana ofrecerán la misma usabilidad que las apps de hoy y a ello sumarán la libertad de la web”, sentencia Brendel.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir