líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

¿SON JUSTOS LOS SERVICIOS DE TARIFICACIÓN ADICIONAL?

Redacción

Escrito por Redacción

Nota de Prensa:

La Asociación de Empresas de Servicios a Móviles (AESAM) considera que la reciente Orden Ministerial reguladora de los servicios de tarificación adicional (prefijos 800 y 907) mantiene el equilibrio justo entre los derechos de los usuarios y el desarrollo de los servicios de telecomunicaciones. AESAM entiende que es razonable que no se establezca en todos servicios de tarificación adicional el opt-in obligatorio (sistema que hace necesaria la solicitud expresa del titular del teléfono). La extensión de esta obligación no favorece a los usuarios, porque impone mayores trabas para acceder a los servicios, ni a las empresas prestadoras de servicios de información, que ven entorpecida su legítima actividad.

Existen multitud de factores que diferencian los SMS Premium de los servicios de tarificación adicional. En primer lugar, la tarificación de los servicios SMS Premium es unitaria y está asociada a un evento (descarga de una melodía, una imagen o un juego) y su duración no puede ser indeterminada ni está asociada al tiempo como sucede en los servicios de tarificación adicional prestados sobre telefonía fija.

Además, los precios de los SMS son unitarios (por mensaje enviado/recibido) y el usuario conoce de antemano, gracias a la publicidad, el número de mensajes que va a recibir así como el coste individual de cada uno de ellos, que no ha variado desde 2002.

En segundo lugar, existen mecanismos de control del gasto en las redes móviles que no están disponibles en redes fijas, como el saldo o límites de consumo, libremente elegidos y fácilmente configurables por el usuario. Esto ayuda a limitar las posibilidades de que el usuario sufra un abuso.

Consentimiento expreso

En tercer lugar, los SMS Premium exigen siempre la voluntad expresa del usuario que tiene que mandar un primer mensaje de solicitud de un servicio o contenido, respondido automáticamente con un segundo o más mensajes (en función del servicio que se requiera) en el que se transmite el contenido solicitado. De este modo, resulta técnicamente imposible que un usuario reciba mensajes sobretarificados que no ha solicitado previamente desde su teléfono móvil.

Por tanto, los SMS Premium no pueden causar un perjuicio económico al consumidor similar a los producidos con los servicios de tarificación adicional ya que el envío masivo de mensajes SMS Premium (equivalente a una conexión indefinida a un servicio de tarificación adicional) exige la configuración de dispositivos informáticos complejos conectados al terminal móvil.

Como consecuencia de todo lo anterior, el volumen de reclamaciones de usuarios por prácticas fraudulentas de los proveedores de servicios y contenidos es nulo. Por tanto, es lógico que no se establezca un opt-in obligatorio a los servicios SMS Premium, y así lo ha entendido el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, que ha considerado más oportuno dejar la regulación de estos mensajes para más adelante.

 

EL MERCADO PUBLICITARIO EUROPEO SE RECUPERAAnteriorSigueinteXPEDITE INICIA LA COMUNICACIÓN CON SIM

Contenido patrocinado