Mobile

12 recursos imprescindibles para crear una aplicación móvil que arrase

12 recursos imprescindibles para crear una aplicación móvil que arrase¿Estás pensando en crear una aplicación? ¿Conoces cuáles son las claves que te harán de oro? Es difícil, cuando el mercado de las aplicaciones está creciendo a un ritmo tan trepidante, mantenerse al tanto de todos los cambios tecnológicos que se producen, pero sí hay una serie de claves y recursos imprescindibles que sirven para sacar el mayor partido a la analítica móvil, entender el desarrollo cross-platform y crear una app que sea efectiva en términos de coste. ¿Cómo? Mashable lo ha resumido en 12 recursos imprescindibles:

1. Las aplicaciones generan ingresos extra a las empresas
Desde utilizar servicios específicos como el GPS hasta el simple hecho de andar con un ordenador portátil en el bolsillo, los smartphones ofrecen unas oportunidades hasta ahora siquiera imaginables para empresas grandes y pequeñas. Por eso, las empresas están aprovechando las aplicaciones móviles para generar unos ingresos extras a través de notificaciones push geosegmentadas, ofertas dinámicas o recolección de datos móviles, entre otras estrategias.

2. ¿Sirve de algo crear una app NFC ahora?
Algunas de las últimas novedades tecnológicas en la industria móvil parecen más un truco de magia que una realidad, y muchos grandes anunciantes están tratando de descubrir la manera con la que aprovechar estas posibilidades. El NFC ha estado ya en marcha, de forma minoritaria, desde hace algún tiempo, pero por más que compañías como Google han tratado de convertirlo en un gran estándar global, la presencia de esta tecnología sigue siendo minoritaria. Por ahora, para aprovechar el NFC, es clave entenderlo como una tecnología complementaria, y no como una tecnología en sí misma.

3. Saca el mayor partido de la analítica de aplicaciones móviles
A la hora de crear una aplicación móvil es esencial establecer una estrategia clara, el diseño es clave y el desarrollo sólido fundamental. Pero la analítica es clave para poder medir la ejecución y el valor de todo el trabajo que se ha dedicado a la app. Y a medida que los smartphones tienen un papel predominante en cada uno de los aspectos de nuestra vida, es lógico que los anunciantes y desarrolladores hagan un esfuerzo por medir el comportamiento de los usuarios a través del análisis de la aplicación.

4. Las quejas habituales de los usuarios
Las aplicaciones nacieron para facilitar la vida a los usuarios. Pero mientras algunas son muy eficientes y prácticas, un usuario nunca se cortará un pelo a la hora de quejarse en Twitter, o cualquier otra plataforma, todo tipo de problemas, inconvenientes o dificultades que haya tenido con la aplicación. Problemas como las notificaciones push irrelevantes, las peticiones excesivas de valoración, las conexiones innecesarias con Facebook o los anuncios a toda pantalla suelen ser algunas de las cosas que más irritan a los usuarios.

5. Las aplicaciones web arrasarán a las aplicaciones nativas
Hace seis años, cuando Steve Jobs presentó el iPhone original, había tan pocas aplicaciones que apenas llenaban la pantalla del teléfono y Apple no dejaba instalar o crear apps extra, por lo que los desarrolladores crearon apps web para que los usuarios pudieran acceder a través del navegador. Desde entonces, y con el permiso de Apple para crear apps nativas, el panorama ha cambiado bastante, pero todo apunta a que con la proliferación de smartphones y sistemas operativos, especialmente con las pugnas entre iOS y Android, las aplicaciones web van a ser la solución más atractiva y rentable para los desarrolladores.

6. Aprende de las aplicaciones móviles líderes
A la hora de plantear el diseño y el desarrollo de una app, la mejor manera de aprender consiste en observar qué está funcionando en las aplicaciones que tienen éxito. No se trata de copiar todas las interfaces o diseños de una aplicación popular, sino ver qué funciones de una aplicación hacen que ésta sea a la vez bonita y funcional. Las lecciones extraídas deben aplicarse al proyecto propio.

7. ¿Qué lenguaje debes usar?
Con 650.000 apps para iPhone, 400.000 para iPad y 600.000 para Android, a la hora de decidir lanzarse en este mercado creando una aplicación un paso clave del proceso está en elegir el lenguaje de programación más adecuado, y que depende del nivel de precisión que se quiera alcanzar. Determina cuál es tu audiencia y que plataforma vas a usar, y después valora los pros y los contras de usar uno u otro lenguaje.

8. Crea una aplicación móvil que no deje seca la batería
Hace unos años un teléfono móvil podía pasar dos o tres días sin cargarse. Una semana entera en el caso de los menos forofos. Pero hoy en día, con iOS y Android esto es inimaginable. Ahora, los juegos, cámaras, mapas y vídeos ocupan nuestro móvil constantemente sacrificando la batería hasta ofrecernos una autonomía de apenas unas horas. El año pasado, un estudio de Purdue University con Microsoft reveló que la aplicación que servía la publicidad en Android era la responsable del 75% de la descarga de la batería, y que funcionaba sirviendo anuncios en versiones gratuitas de apps como Angry Birds o el New York Times.

9. Busca herramientas que te permitan crear una aplicación barata
Con el crecimiento masivo del mercado de aplicaciones se ha creado una industria paralela relacionada con la proliferación de alternativas de desarrollo accesibles y de bajo coste. No todas las marcas necesitan funciones diversas y expansivas en sus aplicaciones. Además, el proceso de lanzamiento para muchas de ellas puede ser más útil basándose más en la interacción con los clientes y la creación de respuesta.

10. Evita los errores
Diseñar la estructura de una aplicación, integrar las funciones y dar forma al resultado que tendrá la app no es fácil, ya que hay todo tipo de partes que van cambiando y es esencial tener siempre en mente los aspectos de la gestión del proyecto. Desarrollar una aplicación funcional y atractiva requiere disciplina y práctica. No vale de nada acelerarse para ponerse en riesgo.

11. Evita los errores del desarrollo de la aplicación
Con la velocidad a la que se van desarrollando productos innovadores cada vez hay más posibilidades de cometer errores que destrocen el producto o incluso el negocio completo. Al desarrollar una app se pueden cometer errores que nunca antes se podrían haber imaginado, pero son estos errores los que te ayudan a aprender.

12. Un diseño cross-platform
Algunas compañías pueden centrarse sólo en un sistema operativo, excluyendo al resto de consumidores que utilicen otro tipo de dispositivos. Pero la mayoría de las empresas no pueden dejar de estar en todos los tipos de dispositivos. El problema es que desarrollar una aplicación para todas las plataformas es complejo, especialmente cuando hay recursos limitados. Por eso es esencial contar con la ayuda de las herramientas de desarrollo más económicas o los diferentes lenguajes existentes.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir