Mobile

El 70% de las apps ofrecen datos de sus usuarios a terceros

La preocupación por la privacidad se incrementa cada vez más entre los consumidores. Y es que, en el mundo digital son abundantes los datos que, como usuarios, debemos ofrecer para disfrutar de la mayoría de los servicios.

Al fin y al cabo, nada en esta vida es gratis y, si no paga con dinero, pagará con datos que, por cierto, son mucho más valiosos para las compañías que el metálico.

La aceptación de los términos y condiciones de uso o del acceso a las imágenes, localización o contactos a ciertas aplicaciones, supone abrir la puerta no solo a la compañía que hay detrás de ese servicio sino a otras muchas ajenas que compran esta información.

Y el problema no es el uso de los datos del consumidor por parte de la empresa a la que se le ha permitido el acceso, sino la gestión que ésta hace de la información muchas veces sensible al ofrecerla a terceros con fines publicitarios.

De hecho, la situación es más grave de lo que quizá la mayoría de los usuarios creen y refleja un absoluto descontrol de los datos personales en la red.

Según una investigación realizada por El País, más del 70% de las aplicaciones móviles transmite datos personas a empresas de seguimiento como Google Analytics, la API Graph de Facebook o Crashlytics.

Pero el problema no acaba ahí y es que, además de la alta cifra de apps que utiliza los datos de sus usuarios para venderlos a terceros, más de la mitad de las apps analizadas actúa también a través de páginas webs lo que permite elaborar perfiles mucho más completos de los usuarios.

Asimismo, Google, a través de sus servicios Google Analytics, DoubleClick o AdMob, recopila datos del 48% de las apps analizadas por el diario.

Todavía más preocupante si cabe es la situación en el caso de las aplicaciones infantiles pues de 111 apps infantiles analizadas, 11 de ellas filtraban la dirección del router inalámbrico desde el que se realiza la conexión.

Este tipo de prácticas, ocultas a los ojos de los usuarios, caminan sobre la delgada línea de la legalidad y demuestran, una vez más, la falta de control que existe en el mundo online a pesar de normativas, reglamentos y leyes. Y es que, el nuevo petróleo digital, los datos, es mucho más tentador (y rentable) que cualquier posible sanción.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir