Mobile

A rey muerto, rey puesto: el smartphone ya no será el "hit" tecnológico en 2016

smartphone 300Si por algo se caracteriza la industria tecnológica es por los continuos cambios que se producen con la aparición de nuevas herramientas, aparatos que poco a poco los usuarios van adoptando, dejando atrás otras tecnologías.

Esto es lo que parece estar pasando con los smartphones, que han sido víctimas de las modas. Y es que, a juzgar por las cifras, la venta de estos aparatos ha llegado a su máximo por lo que, las expectativas para el 2016, aunque de momento son estables, auguran un descenso paulatino.

Así, parece que la era dorada de estos móviles ha tocado techo en 2015 ante la aparición de otro tipo de dispositivos como relojes, tablets, etc.

Según Quarterly Smartphone Tracker, los ingresos de la venta de smartphones en el último trimestre de 2015 se tradujeron en 1.152 millones de dólares, un 2% menos que en el mismo período del año anterior.

Sin embargo, se ha experimentado, en ese mismo periodo, un aumento de la venta del número de aparatos llegando a los 368 millones de unidades lo que supone un incremento del 6%. Esto fue debido a la rebaja de los precios de estos dispositivos que disminuyeron hasta un 6% en el último trimestre.

Y a rey muerto, rey puesto. El Mobile World Congress celebrado en Barcelona ya ponía en aviso a los usuarios y profesionales del sector sobre los nuevos "hits" que se harán con el mercado.

Así, la realidad virtual o el internet de las cosas, dos tendencias que pisan fuerte este 2016, aplicadas a los smartphones podrían volver a elevar un poco las ventas.

Incluso, Apple que no se ha visto afectada por la caída en los precios, prevé un año de pequeño o nulo crecimiento en las ventas de sus iPhones.

Así que este año, las previsiones apuntan a un crecimiento en las ventas de aquellos dispositivos más baratos, pasando de 1.308 millones en 2015 a 1,4 millones en 2016 mientras los ingresos se mantendrán sin cambios.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir