Mobile

AESAM INCORPORA MEDIDAS PARA EVITAR LOS FRAUDES EN LOS SERVICIOS PARA MÓVILES

Nota de Prensa:

La Asociación de Empresas de Servicios a Móviles (AESAM), entidad que reúne a las principales compañías del sector en España y que representan el 80% de este mercado, ha anunciado hoy una modificación de su Código de Conducta interno con el objetivo de regular la prestación de servicios de suscripción y alertas mediante SMS Premium. De esta forma, Aesam establece un marco autorregulado, de obligado cumplimiento para las compañías que suscriben el texto, en aras de garantizar el desarrollo de esta actividad de manera clara y transparente, al mismo tiempo que dicho Código se convierte en garantía de buenas prácticas para los consumidores, al establecerse estrictas obligaciones y sanciones destinadas a evitar el fraude y los comportamientos poco éticos en este mercado.

Desde hace algunos meses, numerosas empresas dedicadas al desarrollo y prestación de contenidos para móviles en España vienen ofreciendo al público servicios de alertas mediante mensajes cortos SMS Premium. En este tipo de servicios, el usuario solicita el alta mediante el envío de un SMS, y a partir de ese momento, recibe de forma automática y periódica en su terminal invitación a descargarse contenidos de su interés (noticias, melodías, imágenes, juegos…), o bien un enlace a un portal WAP, pudiendo adquirir tales contenidos con un sensible descuento de precio.

Sin embargo, los problemas surgidos por la novedad de este tipo de servicios, como son: el desconocimiento del producto por parte del público, la dificultad para darse de baja o el coste que suponen, han llevado a las empresas agrupadas en Aesam a consensuar un conjunto de medidas destinadas a garantizar que aquellas firmas que suscriben el Código de Conducta desempeñen su actividad con el máximo respeto y atención hacia el consumidor. El código se mantiene abierto también a empresas que no formen parte de Aesam.

“La Asociación está realizando un importante esfuerzo para desarrollar, con las máximas garantías de protección de los consumidores, uno de los sectores más dinámicos de nuestra economía, como es el de las tecnologías móviles”, explica Manuel Tomás, director general de Aesam. “Dentro de ese esfuerzo se incluye nuestra intención de que la actividad de las empresas de servicios a móviles se haga con el máximo respeto a la legislación vigente y a los usuarios. Por eso, hemos incorporado a nuestro Código de Conducta nuevas medidas específicas destinadas a combatir la confusión que existe en torno a los servicios de alertas por SMS Premium, tratando de distinguir a las empresas responsables de aquéllas otras que llevan a cabo comportamientos poco éticos, que afortunadamente son las menos”, añade.

Principales medidas

Las nuevas medidas adoptadas por Aesam, que comprometen a todos sus miembros, incluyen, entre otros, los siguientes aspectos:

• Para darse de alta o de baja de un servicio de alertas o de suscripción, las palabras clave serán en todos los casos ALTA (o ALERTA) y BAJA, respectivamente. De esta manera, se trata de evitar la ambigüedad de palabras clave que se emplean actualmente en el mercado, lo que incrementa la transparencia para el cliente, al tiempo que se permite al usuario la fácil comprensión de los mecanismos de acceso o abandono de un servicio de este tipo.
• Las empresas que presten servicios de alertas y de suscripción deberán siempre informar por SMS al usuario de que ha solicitado su contratación, y ello inmediatamente después de que éste realice el alta del servicio. En dicha información se incluirán las instrucciones para desactivar el servicio, un teléfono 902 de atención al cliente, la dirección de Internet y la razón social de la empresa proveedora. Todo ello deberá figurar en cualquier publicidad que las compañías hagan de estos servicios.
• Las incidencias generadas por los servicios de alertas y de suscripción deberán resolverse en un plazo no superior a 2 días hábiles, y en caso de que deban efectuarse devoluciones o compensaciones económicas a los usuarios, tendrán que hacerse efectivas en un máximo de 15 días hábiles.

Un compromiso total con el usuario

Desde su fundación en 2002, Aesam ha realizado un importante esfuerzo por establecer unas pautas de comportamiento ético para el sector, así como una normativa interna que no hace sino reafirmar el cumplimiento de la legislación vigente. El Código de Conducta de la Asociación establece, por ello, normas muy claras sobre todos aquellos aspectos relacionados con la actividad de las empresas de servicios a móviles, desde el tratamiento del público usuario hasta la publicidad de dichos servicios:

– Claridad de la información: las empresas que suscriben el Código de Conducta se comprometen a proporcionar información precisa sobre los servicios que comercializan, evitando comunicaciones ambiguas, falsas o inexactas.

– Defensa de los usuarios especialmente protegidos: el Código de Conducta establece que en ningún caso la promoción en medios infantiles y juveniles de servicios móviles podrá emplear un vocabulario inadecuado, explotar su credulidad, incluir material que sea les perjudique tanto material como moralmente, invadir su privacidad o animar a un consumo compulsivo de estos contenidos. Asimismo, determina que, para determinados servicios, las empresas harán todo lo posible para conocer la mayoría de edad de los usuarios y pedir el permiso de sus padres o tutores. Las personas discapacitadas también serán objeto de protección especial, y los contenidos diseñados para ellas se contrastarán previamente con asociaciones o federaciones representativas.

– Atención al cliente: las empresas deberán facilitar a los usuarios todos los canales posibles para que puedan ponerse en contacto con ellas, así como proporcionar esa información en sus páginas web y en la publicidad que emitan.

– Publicidad: los anuncios de servicios para móviles deberán ser absolutamente claros en cuanto a las condiciones de contratación, naturaleza de los contenidos y precio de los mismos. Las promociones se dirigirán a quienes tengan la capacidad de contratarlas, y en el caso de concursos en los que el premio supere los 3.000 €, las bases deberán depositarse ante notario.

– Medidas sancionadoras: las infracciones del Código de Conducta se supervisan por medio de un Comité de Autotutela. Pueden ser leves o graves. En este último caso, las sanciones pueden acarrear una multa de 6.000 euros, la suspensión del derecho a voto como miembro de Aesam, e incluso la expulsión como signatario del Código y de la propia Asociación.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir