Mobile

Analizamos las 4 P de Vernee, la marca china que no vende en China

verneePor si el mercado de los smartphones no estuviera lo suficientemente saturado, en marzo nació una nueva marca china. Hablamos de Vernee, la compañía con el ambicioso objetivo de ganarse el favor de los usuarios occidentales, sin ningún tipo de presencia en su China natal.

En una entrevista con El País, Zou Zhihua, presidente de Vernee, describe la estrategia global de la firma. Su posicionamiento, como tantas otras compañías asiáticas de la talla de Huawei, Meizu o ZTE, es el de una buena calidad con especificaciones avanzadas a un precio asequible.

La compañía comenzó sus operaciones el pasado 2007. Entonces se limitaba a ensamblar placas base de otras marcas. Y a partir del 2014 empezó a fabricar terminales móviles completos con el sello de otros fabricantes.

El pasado marzo Vernee entró en el mercado de los dispositivos móviles con la ventaja competitiva de tener tanto departamentos de Diseño e I+D como fábrica propia. A ojos de Zhihua, esto “permite controlar todo el proceso de fabricación con un detalle y un control de los que no disfrutan compañías que se limitan a diseñar terminales pero que no pueden fabricarlos”.

Ahora bien, ¿por qué una empresa china no vende en China? “La razón es sencilla. La competencia aquí es tan feroz que nos hemos dado cuenta de que no hay espacio para nosotros. Sin embargo, en otros países hay mucho interés por móviles chinos de altas prestaciones a un precio asequible” expone el presidente de Vernee.

Producto

A día de hoy, la compañía comercializa dos modelos, Mars y Apollo Lite. Ambos presentan especificaciones avanzadas y una gran eficacia en los sistemas. Los dos asentados en los chips del fabricante chino Mediatek.

Como sistema operativo los dos terminales tienen Android 6. Un software que permite la optimización del smartphone, si bien resta algo de personalización. De cara a los próximos modelos, sin embargo, el presidente de la tecnológica pretende diseñar uno propio, pensado para el “usuario avanzado”.

Precio

El Mars se vende a 223 euros, mientras que el Apollo Lite se comercializa en menos de 190. Desde El País señalan que las carencias en cuanto a personalización y optimización se compensan con un precio muy asequible, en línea con los ambiciosos pronósticos de compra en nuevos mercados. Próximamente, Vernee comenzará a operar en India y Rusia. Y tiene el punto de mira puesto en Latinoamérica, si bien a largo plazo.

Distribución

De forma pionera, este nuevo fabricante de smartphones ha rechazado la distribución tradicional, propia, por la externalización de los procesos. “Crear una red de distribución con almacenes es muy costoso. De esta forma, aunque tenemos que pagar comisiones, nos evitamos ese trabajo, tenemos una presencia mucho más rápida, y podemos centrar nuestros esfuerzos en el diseño y la fabricación de los móviles. Luego ya abriremos nuestros propios canales” señala Zhihua.

Como ventaja diferencial, la compañía anuncia establecimientos de servicio técnico a escala local. Se trata del “talón de Aquiles” del resto de fabricantes chinos, apunta el directivo. No disponen de servicio postventa y para los usuarios es complicado arreglarlos ante cualquier problema. A día de hoy, Vernee cuenta con un centro para distribuidores en Madrid.

Promoción

Por el momento, se desconocen las estrategias específicas de marketing. Eso sí, Zhihua recalca que “el primer año necesitamos afianzar nuestros equipos humanos y construir la imagen de marca. El año que viene sí que será clave, y seguramente determinará si tenemos éxito”.

El éxito, para el presidente, pasa por cumplir dos requisitos: “que nuestra marca se asocie a calidad y buen servicio, y que obtengamos beneficios suficientes como para invertir lo necesario en innovación”.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir