Mobile

Apple se planteó en su día echar a Uber con cajas destempladas de su App Store

Apple se planteó en su día echar a Uber con cajas destempladas de su App StoreA Uber le ha perseguido siempre la polémica, pero últimamente no hay semana en la que la célebre aplicación de transporte se libre de copar titulares escandalosos.

Tras verse en los últimos tiempos en el ojo del huracán por denuncias de acoso sexual y la salida (no demasiado amistosa) de varios directivos de la compañía, Uber vuelve a ser señalada con el dedo, en esta ocasión por su cuestionable y opaca política de privacidad.

Según ha publicado recientemente The New York Times, la famosa aplicación de transporte privado rastreaba todos y cada uno de los pasos de los usuarios de iPhone y les espiaba incluso cuando ya habían desinstalado la app y habían formateado su teléfono. Ni que decir tiene que estas agresivas prácticas de espionaje atentan claramente contra las condiciones de uso de Apple, que se planteó en su día expulsar a Uber de su tienda de aplicaciones.

A principios de 2015 Tim Cook, CEO de la empresa de la manzana, citó a Travis Kalanick, su homólogo en Uber, a fin de dejarle las cosas claras. “He escuchado que has estado quebrantando algunas de nuestras reglas”, le habría espetado Cook (en un su característico tono calmado) a Kalanick. “Dejad vuestros engaños o la aplicación de Uber será eliminada de la App Store”, sentenció Cook.

En vista de la sucinta pero contundente amenaza de Cook, Kalanick decidió entrar en vereda y dejar de saltarse a la torera las normas de Apple. No obstante, y quizás recelosa de que Uber pudiera volver a incurrir en el mismo error, con el lanzamiento del sistema operativo iOS 9, la compañía de Cupertino dio al traste con el truco utilizado en su momento por la empresa de Kalanick para rastrear impunemente los movimientos de los usuarios de iPhone.

Al parecer, Uber comenzó a espiar a los usuarios de iPhone por culpa de China. En 2015 muchos ciudadanos chinos compraban iPhones de segunda mano y creaban varias cuentas de Uber para poder sacar tajada a los viajes gratuitos que ofrecía la app a los usuarios de nueva hornada.

Espiando los iPhones, Uber podía saber qué teléfonos se habían beneficiado ya de su primer viaje gratis y tenía, por lo tanto, la posibilidad de cobrar a los usuarios deshonestos.

“No seguimos absolutamente a ningún usuario individual o a su localización si han suprimido la aplicación”, ha querido recalcar Uber en un comunicado emitido tras la publicación del controvertido informe de The New York Times.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir