Mobile

Apple reina en China, pero en el trono mundial de los smartphones sigue apoltronado Samsung

appleEl negocio mundial de smartphones continúa su auge y según la consultora Gartner, en el primer trimestre de 2015 Apple creció un 19,3%, hasta las 336 millones de unidades distribuidas, y ello gracias a los mercados emergentes (excluyendo China), que se dispararon un 40%.

En este contexto de expansión, mientras las ventas de Samsung flaquean, las de Apple, su más directo rival, suben. Así, según Gartner, Apple se ha convertido en el proveedor líder de smartphones en China.

"La extensión de Apple a más mercados asiáticos ayudó a cerrar la brecha con Samsung a nivel mundial", dijo Anshul Gupta, director de investigación de Gartner, que indicó que "en el mismo periodo del año pasado, hubo una diferencia de más de 40 millones de unidades con Samsung. Ahora, esta se ha reducido a la mitad".

Las zonas geográficas donde más impulso tuvo fueron Asia-Pacífico, Europa del Este y Oriente Próximo y norte de África.

La compañía surcoreana sigue siendo el mayor fabricante de smartphones del mundo, pero sus ventas han bajado y en vez de colocar 85,5 millones de unidades como en el primer trimestre de 2014, la firma se ha quedado en 81,1 millones de unidades.

Apple, Lenovo-Motorola, Huawei y LG han experimentado buenos crecimientos. El más llamativo ha sido el de Apple, que pasó de vender 43 millones a 60,1 millones de unidades, un 72,5% más, gracias a sus iPhone 6 y iPhone 6 Plus.

La evolución de Samsung y Apple se ha visto influida por la caída de Android, el sistema operativo móvil de Google. Pese a mantener su dominio en el negocio de los smartphones, con un 78,9% del mercado, la plataforma ha reducido su posición, pues en el primer trimestre del 2014 tenía un 80,8% del mercado. La posición de Windows Phone se mantuvo estable, a la espera del nuevo Windows 10, con un 2,5% de cuota. iOS, de Apple, pasó del 15,3% al 17,9%.

Gartner prevé que la tasa de caída de Samsung se ralentice al empezar las ventas de sus nuevos smartphones S6 a partir del segundo trimestre de 2015, y al recibir su Galaxy Alpha una buena respuesta. Sin embargo, los analistas de Oppenheimer creen que la estrategia de Samsung no es la más adecuada, informa Business Insider. Según explican "el nuevo Galaxy S6 Edge, se diferencia de sus antecesores sobre todo en hardware, pero aporta pocas mejoras en software y poco valor añadido frente a dispositivos previos".

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir