líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Apple y su constante lucha por adaptarse al mercado desde el lanzamiento de su iPhone 5

Si los últimos informes son verdad, Apple presentará un nuevo iPhone en menos de tres semanas. Cada nuevo producto de Apple es una gran noticia, sobre todo hace casi un año que no lanza ningún nuevo. Por ahora, la compañía sigue siendo la primera en el mercado de teléfonos inteligentes, aunque poco a poco la competencia le ha obligado a adaptarse al mercado.

Con la mejora de la calidad de los smartphones y el aumento de la competencia, también aumentaron los esfuerzos por la comercialización de los productos. En Estados Unidos, Samsung gastó más de 400 millones de dólares en promociones durante 2012 y gran parte de estos anuncios eran anti-Apple

Apple puede seguir presumiendo que todos esos dólares no han conseguido aún su objetivo ya que la marca de Steve Jobs sigue superando al gigante coreano. En cambio, los recientes datos de Nielsen y comScore le advierten de que la ventaja está disminuyendo y que Samsung poco a poco le ha ido ganando terreno.

Durante los últimos años Apple ha sido consciente de ello, sin perder sus señas de identidad ha intentado adaptarse al mercado para superar la competencia. En pasado mes de septiembre lanzó un iPhone 5 con una pantalla de 4 pulgadas aunque viendo las tendencias de los consumidores, parece que no es suficiente. El problema es que más de la mitad de los smartphones Android vendidos en los Estados Unidos durante el trimestre de junio, tenían un tamaño de pantalla de al menos 4,5 pulgadas, frente a sólo 12% en el mismo periodo del año anterior, según los datos facilitados a Mashable por Kantar Worldpanel ComTech.

Las necesidades de cambio de Apple no acaban aquí. Los dispositivos iPhone y sus altos precios siempre se han caracterizado por ser de calidad y de una gama muy superior al resto, en cambio, parece que la gama alta se acerca al punto de saturación.»Cuando se satura el segmento de altos ingresos, entonces te metes en un mercado donde el precio es un factor mucho más importante de la adopción», dijo Golvin.

Viendo el negro panorama, Apple hasta ahora tenía puestas sus esperanzas en china. La compañía tomó medidas para ayudar a acelerar el crecimiento, con la apertura de nuevas tiendas al por menor y la introducción de más funciones de software orientadas a la vida en ese país. Sin embargo, en los últimos meses, algo salió mal.

Algunos analistas estiman que la cuota de mercado de teléfonos inteligentes en China de Apple casi se ha reducido a la mitad ya que los consumidores gravitan en torno a los teléfonos más baratos de las compañías locales. Por eso, el lanzamiento de un iPhone 5C, más conocido como el iPhone low cost, puede ser la única salvación incluso en el país asiático.

 

Las 10 tendencias de diseño web que están en boca de todos en 2013AnteriorSigueintePelé, nuevo embajador mundial de los restaurantes Subway

Noticias recomendadas