Mobile

Así es como los adblockers en iOS cambiarán el juego de anunciantes, agencias, editores y lectores

juego

Los anuncios son cosas que a todos nos encanta odiar. Aunque algunos pueden ser divertidos, y otros pueden ser útiles, ya que nos muestran productos o servicios que no conocíamos y que captan nuestra atención, la mayoría de ellos pueden ser de lo más irritantes.

Para muchos usuarios la solución es simple: utilizar bloqueadores de anuncios. Este tipo de software para navegadores de escritorio existe desde hace muchos años, pero hasta ahora no había ninguno que fuera eficaz para iOS.

Pero eso podría cambiar con iOS 9, que podría contar con funcionalidades para bloquear contenido integrado en la plataforma. Si Apple decide permitir bloqueadores de publicidad en la App Store (todavía se desconoce a ciencia cierta que hará), los anunciantes, las redes de publicidad, los editores y los lectores deberán adaptarse y cambiar su juego.

La mayoría de los medios digitales se financian casi al 100% gracias a la publicidad, y sin estos ingresos, muchos no existirían. El porcentaje de lectores que proviene de dispositivos iOS no hace más que aumentar, así que es el momento de pensar cómo deberían responder todos los actores implicados en el juego a Apple si lleva a cabo este movimiento.

Anunciantes

El cambio tiene que comenzar con los anunciantes. Un exceso de anuncios no sólo es irritante, sino también exasperante. Como ejemplo, los anuncios que cubren todo el contenido que estamos intentando leer o incluso la página web completa, o los anuncios con animaciones –o banners que se mueven rápidamente que hacen que sea difícil concentrarse en el contenido intentamos leer. O los anuncios con autoreproducción de vídeo y/o audio, sobre todo aquellos que se inician después de un tiempo y luego obligan a ir en busca de él por toda la página para averiguar como cerrarlo. Peor aún son los anuncios engañosos que se disfrazan con botones que tratan de engañar a la gente ingenua haciéndoles creer que son mensajes del sistema.

Podríamos seguir, pero la conclusión es que los anunciantes tienen que dejar de pensar que el objetivo es captar nuestra atención a toda costa, y darse cuenta de que lo que nos hace odiarlos no es una estrategia sensata de marketing a largo plazo.

Las redes de publicidad

Los grandes sites suelen asociarse con agencias de publicidad que se encargan de elegir los anuncios, pero ni siquiera las de renombre están libres de equivocarse, y a menudo hacen la vista gorda a los formatos de anuncios que deberían saber que son molestos. Así que tanto las redes permiten a los anunciantes salirse con la suya, como los anunciantes se centran solo en las métricas a corto plazo para seguir haciéndolo. Así que las redes publicitarias necesitan mejorar su juego aquí y ser mucho más estrictas sobre lo que hacen y lo que no permiten.

Los editores

Los editores web también tienen que mirar que más pueden hacer para reducir el impacto de los anuncios en la experiencia de navegación. Las publicaciones patrocinadas son un ejemplo de ello, aunque requieren bastante precaución. Tampoco se deben recomendar productos o servicios que realmente no se conozcan o no se hayan probado. Por supuesto, no todos los sitios son tan selectivos ni tan transparentes, ni diferencian bien el contenido patrocinado, porque es un modelo que no siempre es mejor que la publicidad.

Los lectores

Y, por último, los lectores, que también deben hacer su parte, utilizando bloqueadores de anuncios con moderación o de forma selectiva, bloqueando por ejemplo solo los sitios que se especializan en anuncios engañosos y no bloquear simplemente todo.

El motivo es que sólo hay dos posibles futuros para un sitio financiado con publicidad cuando una proporción significativa de sus lectores utiliza bloqueadores de anuncios: poner muros al contenido cobrando por el acceso, o fracasar.

Los bloqueadores de anuncios permiten una lista blanca de dominios -sitios en los que usted permite que se muestren anuncios, así que si desea que el sitio web que está visitando continúe existiendo y que pueda acceder a él libremente, utilice la lista blanca.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir