Mobile

Así trabaja Google para evitar que Apple Pay domine el mercado de los pagos móviles

google appleNadie puede negar que Apple sabe cómo hacer las cosas o al menos sabe crear la expectación necesaria para que todos estemos esperando su próximo lanzamiento. Apple Pay, el sistema de pagos móviles de Apple ha conseguido comenzar a cosechar éxitos en un terreno en el que otros antes no han tenido tanta suerte.

A pesar de que la adopción del Apple Pay está siendo más lenta de lo que le gustaría a Tim Cook, lo cierto es que se está convirtiendo en la forma más rápida de crecimiento para que los usuarios comiencen a pagar con sus smartphones.

Pero Google no se ha quedado de brazos cruzados viendo como Apple campa a sus anchas. De acuerdo al último informe elaborado por los analistas de Barclays, Samsung está preparando su propio asalto a los pagos móviles.

Una gran innovación utilizada por Apple ha sido diseñar el iPhone 6 y el Plus con la tecnología adecuada para que “albergue” nuestra tarjeta de crédito pero a la vez sin contener información real ya que se apoya en la tecnología NFC. La compañía de la manzana ha sido capaz de reunir las fuerzas corporativas de los bancos, las compañías de tarjetas de crédito y cadenas de tienda por lo que el elemento de seguridad cuenta con un mayor apoyo.

Lo cierto es que el enfoque de Google es mucho más sencillo. Lanzó su Google Wallet en 2012 para permitir los pagos móviles en dispositivos Android. Un sistema más sencillo porque todo lo encontramos en el software. Pero lo cierto es que este sistema es menos seguro y esto hay que tenerlo en cuenta ya que no siempre trabajaremos con lectores de tarjetas sin contacto.

Desde entonces Google Wallet ha añadido soporte para elementos de seguridad así que la gran pregunta que hay que hacer al gigante de las búsquedas es sí está decidido a ir tras los pasos de la compañía de la manzana y alentar a los fabricantes a introducir mayores elementos de seguridad en Android.

Google puede que esté partiendo de una situación de desventaja y lo hace después de que Apple venga pisando fuerte. Esto se aprecia bastante bien en cómo Google añade a sus dispositivos sensores de huellas dactilares como los utilizados por Apple en la autentificación de AppleTouchID.

Nadie puede negar que el comodín aquí es el Samsung Pay que se lanzará el próximo verano en EEUU y Corea del Sur y que utiliza una tecnología de pago similar a la empleada por Apple Pay. Pero Samsung, gracias a la adquisición de LoopPay cuenta con algo que otros no tienen: la capacidad de que el terminal actúe como una tarjeta magnética simple.

Apple Pay cada vez goza de una mayor popularidad pero aún requiere un hardware especializado que no todas las empresas pueden permitirse. Y esto por no hablar de que los bancos pueden comenzar a ofrecer sus propios servicios de pagos móviles. Esto nos deja un panorama en el que la guerra entre los distintos sistemas de pagos móviles son ha hecho nada más que comenzar por lo que aún queda mucha batalla.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir