Mobile

Bonitos, "grandullones", esbeltos y carísimos: el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus, a examen

iphone 6 y iphone 6 plus¿Son los nuevos y “grandullones” smartphones de Apple realmente mejores que sus predecesores en el mercado? De la mano del iPhone 6 y del iPhone Plus, los teléfonos inteligentes de la empresa de la manzana pegan considerablemente el estirón. Pero, ¿cómo se sienten al tacto las dos nuevas criaturas de Apple? Y ¿qué hay de la calidad de imagen y de vídeo de su cámara? Muy pronto podrá responder por sí mismo a todas estas preguntas, pero por el momento puede guiarse, si así lo desea, por nuestras propias respuestas.

El iPhone 6 tiene una pantalla de 4,7 pulgadas, mientras que su “hermano mayor”, el iPhone 6 Plus, presume de un “superpantalla” de 5,5 pulgadas. Sin embargo, el tamaño no es el único cambio apreciable en los que pretenden convertirse en los nuevos buques insignia de la compañía de Cupertino.

A primera vista, sobre todo al agarrarlos, llama la atención el diseño de los nuevos smartphones de Apple. De bordes notablemente más redondeados que el iPhone 5S, el iPhone 6 y el iPhone Plus son también mucho más delgados que sus precursores. Otro detalle que no pasa desapercibido en ambos teléfonos es que el botón de encendido, antaño emplazado en la parte superior del dispositivo, se muda al lateral derecho. ¿La ventaja? Que gracias a este nuevo emplazamiento es mucho más cómodo llegar con el pulgar al botón de encendido, al menos en el iPhone 6.

En cambio, el iPhone 6 Plus se rige por normas bastante distintas a su “hermano pequeño”. Para poder manejar este dispositivo XL, es necesario agarrarlo lateralmente con toda la mano y aun así la los dedos no llegan a todos los recovecos de su gigantesca pantalla. Eso sí, su funcionalidad de uso con sola mano pone las cosas algo más fáciles al usuario. Si pulsamos dos veces sobre el botón “home” del iPhone 6, el contenido mostrado en la pantalla del dispositivo se “escurre” hacia abajo y podemos utilizarlo con una sola mano.

Las pantallas con las que vienen pertrechados ambos dispositivos presumen, por otra parte, de colores vivos y de alto contraste que recuerdan de alguna manera a las fantásticas pantallas Amoled de Samsung. Sorprende además que sea posible leer lateralmente sobre la pantalla sin que los colores y el contraste cambien lo más mínimo, explica Matthias Kremp en Spiegel.

¿El secreto de este asombroso truco de “magia”? Los denominados “dual domain pixels”, que no están ordenados como es habitual en ángulos de 90 grados, sino toman ángulos más precisos y ello se traduce en mayor contraste. Esta aparentemente novedosa técnica no es, sin embargo, tan novedosa, puesto que HTC integra también esta tecnología en sus modelos One (M7) y One X.

Cuando Apple presentó la semana pasada en sociedad el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus, a muchos les asombró que la empresa de la manzana no hubiera aumentado los píxeles de la cámara de ambos dispositivos, que sigue siendo como la del iPhone 5S de 8 megapíxeles.

Aun así, y pese a no haber crecido en número de píxeles, la cámara del iPhone 6 y el iPhone 6 Plus sí ha crecido en “poderío” técnico. La cámara esconde en su interior el denominado “Focus Pixel”, un sensor que permite al usuario no sólo enfocar de manera mucho más rápida el objeto fotografiado sino también grabar vídeos en los que incluso los objetos más alejados de la cámara disfrutan de un excepcional contraste.

Cuando vemos al sensor “Focus Pixel” en acción, lo cierto que se aprecia una diferencia sensible, que no enorme, con respecto a la cámara del iPhone 5S. Algo más apreciables son las mejoras de la cámara de los nuevos iPhones al tomar fotos con poca luz, que tienen bastante menos “ruido” que las tomadas con el iPhone 5S.

Aún más notables son las diferencias con respecto al iPhone 5S en la cámara del iPhone 6 Plus, que a diferencia de su “hermano pequeño” cuenta con un estabilizador óptico de imagen. Y lo cierto es que la presencia de este estabilizador en sus entrañas se nota y mucho a la hora de tomar fotografías. Para tomar instantáneas en un sótano mal iluminado la sensibilidad de la cámara del iPhone 5S y del iPhone 6 debe aumentar hasta un valor ISO 2000, mientras que al iPhone 6 Plus le basta y le sobra con un valor ISO 500.

Absolutamente “mágico” es, por otra parte, lo pasmosamente calmados que resultan los vídeos grabados con el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus. Incluso grabando montados sobre una bicicleta con un sola mano y pedaleando sobre un terreno desigual, el vídeo resultante está totalmente libre de tambaleos.

Especialmente “resultona” resulta asimismo la función de cámara lenta integrada en el teléfono que nos permite grabar vídeos con hasta 240 imágenes por segundo. No menos “resultona” resulta la funcionalidad de cámara rápida integrada en los teléfonos, que luce en todo su esplendor cuando el teléfono está fijo sobre alguna superficie.

Dejando a un lado la cámara y centrándonos en las “tripas” del iPhone 6 y el iPhone 6 Plus, lo cierto es su “modesto” procesador A8 de dos núcleos, un 1 giga de RAM y 1,4 GHZ, sorprende para bien, pese a sobriedad.

En cuanto la batería, ésta soporta sin problemas un día completo de trabajo. Eso sí, el iPhone 6 Plus, gracias a su mayor batería, llega al final del día con un 20% más de batería que su “hermano menor”. ¿La pega? Que para cargar la batería del iPhone 6 Plus se necesitan casi 4 horas.

Y bien, ¿qué conclusiones podemos tomar de esta primera toma de contacto con los que parecen abocados a convertirse en auténticos éxitos de ventas? A los usuarios acostumbrados a los hasta ahora compactos teléfonos inteligentes de Apple les costará familiarizarse con el nuevo y (“grandullón”) iPhone 6 Plus. Es cierto que tiene una enorme y fantástica pantalla, pero también que ocupa bastante espacio y cabe bastante mejor en el bolso que en el bolsillo del pantalón, que se queda irremediablemente pequeño para él.

Mucho más cómodo se sentirá el usuario con el iPhone 6, al que la mano humana le sigue sentando como un guante y que cabe sin problemas en el bolsillo de la camisa o del pantalón.

En los nuevos dispositivos de Apple hay en realidad sólo un problema: el precio. El iPhone 6 cuesta hasta 899 euros y el iPhone 6 Plus hasta 999 euros. Estos precios tan subidos de tono disuadirán probablemente a muchos “Apple Boys”, aunque otros muchos no dudarán en abrir la cartera para tenerlos cuanto antes en sus manos. No en vano, la semana pasada en apenas 24 horas los nuevos dispositivos de la compañía de Cupertino acumulaban ya 4 millones de pedidos.

iphone1 iphone2 iphone3 iphone5 iphone6 iphone7 iphone8

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir