Mobile

Cómo evaluar una idea para una aplicación de pago en iPhone

Entender cómo funciona la App Store, sus secciones y su dinámica es esencial para todo aquél que quiera introducirse en la industria de las aplicaciones móviles. Y lo primero es entender que la sección de pago de la App Store no es el lugar en el que se hace dinero. Es cierto que se pueden crear aplicaciones en masa y vivir bastante bien, pero si el objetivo es impactar al mayor número de consumidores y crear un importante negocio, los tiros no deben ir por ahí.

Las apps gratuitas están superando significativamente a las de pago por una métrica conocida como ARPU (Average Revenue per User), es decir, los ingresos medios que genera por usuario. Juegos del estilo del popular Farmville pueden generar alrededor de 5 dólares de ARPU o más cada mes, e incluso hay algunos que alcanzan los 13 dólares mensuales por usuario. Esto es posible porque los bienes virtuales cubren una curva de demanda para una oferta, permitiendo que algunos consumidores gasten cientos o miles de dólares sin tener que renunciar a llegar a una grandísima audiencia.

Todos estos ingresos generan un poder de marketing tremendo, y sólo con unos 5 ó 10 dólares por usuario es posible comprar campañas de marketing de descarga, que generen más usuarios situando a la aplicación en los primeros puestos de los rankings de las tiendas de aplicaciones, generando más usuarios orgánicos. Para ser alguien en el mundo de las aplicaciones, los profesionales compran su posición en las listas de Top 25, hasta que alcanzar el siguiente ranking se vuelve demasiado complicado, y empiezan a caer tratando de salvar todas las descargas que puedan. Después, se empieza otra vez.

Desde luego las aplicaciones de pago no pueden competir con esto. Es imposible comprar usuarios con lo que queda después de que Apple se quede con el 30% del euro y algo que cuesta cada descarga de la aplicación. Pero aun así hay ideas que funcionan y que logran llegar hasta lo más alto y mantenerse y para descubrirlas hay dos pasos básicos que se deben seguir.

1. Evaluar el mercado de pago
Apple permite acceder a las cifras de los rankings de las aplicaciones y a través de algunos servicios se puede ver la evolución histórica de la competencia en la App Store, eso sí, no en términos de ingresos. Un simple vistazo bastará para darse cuenta de que la tienda de aplicaciones es básicamente una tienda de juegos y, por supuesto, una tienda de juegos gratuitos. Es un entorno complicado para hacer crecer un nuevo proyecto de pago, pero con tiempo y análisis se puede conseguir.

2. Conectar los puntos. Del ranking al dinero
Las aplicaciones se engloban en una categoría en la App Store, pero antes de lanzarla al público conviene mirar más allá. Apple no controla en exceso las categorías, por lo que es posible que tu aplicación de productividad tenga que competir con aplicaciones que no tengan nada que ver, o que simplemente no sirvan para nada. Además, es importante averiguar qué significa entrar en un ranking en términos monetarios y crear una curva de ingresos frente a posiciones en el ranking con los datos de aplicaciones similares o equivalentes.

Con esta curva es posible entender cómo evolucionan los ingresos para una aplicación cuando está en el ranking y cómo será de largo el éxito real de la aplicación. De esta forma se puede averiguar si ese mercado supone realmente una buena oportunidad para crear un proyecto a tiempo completo, normalmente poco adecuado porque las aplicaciones nuevas suelen ser productos sustitutivos de otras ya existentes, o un proyecto con el que empezar a dominar las claves de la App Store y el funcionamiento de iOS.

Eso sí, cualquiera que quiera entrar en el mercado de las aplicaciones tiene que asumir que si lo que quiere es crear un impacto desde el primer momento, crear aplicaciones de pago no es el mejor camino a seguir. En cambio, si cuentas con una buena idea que quieres desarrollar o una aplicación que no encaja con las compras desde la app, las aplicaciones de pago son perfectas.

Te recomendamos

Enamorando

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir