Mobile

El auge de la web móvil comienza a poner en serios aprietos a las aplicaciones de marca

shocked smileyEn la actualidad, los consumidores se encuentran con multitud de opciones para navegar a través de diversas plataformas hasta completar su decisión de compra. Desde los anuncios en televisión hasta los banners, los usuarios reciben información de los productos a través de diversos canales.

Pero lo cierto es que hay una constante que se mantiene: los smartphones siempre están a mano de los usuarios en estos momentos cruciales de compra. Este es un hecho que las empresas del sector del retail no quieren dejar escapar y está buscando como conectar los puntos de comercialización con los distintos dispositivos.

Sin embargo, lo cierto es que no todo el marketing móvil es igual. Los “marketeros” se han lanzado en masa a los sites optimizados para móviles relegando sus apps a un segundo plano meramente decorativo en muchos de los casos.

El auge de un apetito insaciable por poseer cada vez más y más datos a través de los distintos dispositivos puede incluso que llegue a poner en situación de peligro de extinción a las tradicionales cookies ya que la web móvil cada vez está cobrando más fuerza.

Nada mejor para que comprenda el alcance de esta situación que un ejemplo. Entre a la web de su tienda favorita a través de su smartphone. Lo más probable es que esta funcione a la perfección en la pequeña pantalla. Las últimas encuestas apuntan a que el 86% de los ejecutivos opera en sitios que están optimizados para móviles.

Y esta tendencia non es algo pasajero sino que se nos presenta más como una carrera de fondo. El 84% de los ejecutivos señala la optimización móvil es una de las prioridades más altas para su negocio, Además las inversiones para la optimización móvil ha aumentado un 77% entre 2013 y 2014.

Esto nos deja a las apps móviles de marcas relegadas a un segundo plano. De acuerdo a los datos obtenidos por el informe realizado pro DigiDay titulado “Understanding Retailer Perspectives and Investments”, el 65% de los encuestados tenía una aplicación móvil para su negocio pero lo cierto es que sólo el 40% de estos le daba a la misma una prioridad alta o muy alta a la hora de invertir.

Muchos expertos aluden a esta situación señalando que las aplicaciones móviles se han convertido en silos puesto que no permiten monitorizar la actividad de los usuarios de una forma tan precisa como la web móvil.

A pesar de estas cifras, no todos los datos son negativos: el 48% de los encuestados afirmó que planea aumentar en cierta medida su inversión en aplicaciones de marca este 2015.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir