Mobile

El exitoso juego Flappy Bird "se suicida" y desaparece fulminantemente de Apple y Android

flappybirdUna interfaz llena de píxeles que recordaba inevitablemente al famoso videojuego “Mario Brothers” de Nintendo, un buena dosis de adicción y todo gratis. Así era Flappy Bird, el juego gratuito más exitoso del mundo. Hasta ayer. Su creador, sobrepasado por el éxito de su famosa criatura, decidió “matarla” ayer a las 18 horas de la tarde y hacerla desaparecer del mapa. Es decir, de Apple Store y de Google Play.

La de Flappy Bird ha sido de todos modos una muerte con preaviso. El pasado sábado por la tarde Nguyen Ha Dong, desarrollador de la app, anunciaba a través de Twitter la muerte inminente de su celebérrima aplicación. Y lo hacía sin dar verdaderamente una explicación. La eliminación de la app “no tiene que ver con asuntos legales”, se limitaba a aclarar Dong en Twitter. “Simplemente no lo soporto más”, añadía.

Aunque Dong niega categóricamente que la repentina muerte de Flappy Bird haya tenido que ver con asuntos legales, hay quienes creen que el temor a una posible denuncia en los tribunales habría podido precipitar el suicidio de la app.

Con Flappy Bird, inspirada libremente en el exitoso “Mario Brothers” de Nintendo, su creador se venía embolsando hasta ahora una media de 50.000 dólares diarios en publicidad.

Ya antes de la muerte oficial de Flappy Brid, se venía rumoreando que Nintendo podría haber enviado a Dong una carta de advertencia. Sin embargo, la compañía nipona no tardaba a salir a la palestra para desmentir los rumores y asegurar que no estudiaba una demanda contra Dong. “Suena a un rumor, y si lo es, no podemos comentarlo”, señalaba un portavoz de Nintendo a Reuters el pasado viernes.

A diferencia de otros juegos como Angry Birds, respaldados por grandes grupos de desarrolladores, el desarrollo de Flappy Bird ha corrido a cargo de una única persona: Nguyen Ha Dong. Y en caso de haberse tenido que enfrentar a una demanda en los tribunales, Dong lo habría tenido muy complicado para defenderse. “Dong da un paso atrás para evitar riesgos legales porque es demasiado difícil para él lidiar con asuntos legales”, asegura Duy Doan, gestor de VTC Online, una de las principales empresas de juegos en Vietnam.

Que su creador haya decidido cortar las alas a Flappy Bird por temor a una posible demanda en los tribunales no está, de todos modos, claro. Hay quien asegura que la muerte de Flappy Bird se debe más a motivos personales que a otra cosa. Hong había dejado claro en varias entrevistas que el éxito de Flappy Bird era algo “nunca había querido” y que quería seguir desarrollando juegos “con tranquilidad”.

Tras anunciar en Twitter su decisión de eliminar Flappy Bird, Dong ha hecho sólo una par de comentarios en la famosa red de microblogging. “No vendo Flappy Bird, por favor no preguntéis”, dice. “Sigo haciendo más juegos”, recalca.

Poco después de que Dong anunciara en Twitter su decisión de matar a su criatura, surgió en la red social la cuenta @SaveFlappyBird, una especie de grupo para pedir al creador que reconsiderase su decisión. A través del hashtag #dontdeleteflappybird los fans más acérrimos de Flappy Bird recopilan retuits para evitar la muerte definitiva del juego. Dong habría asegurado al parecer que se replantearía la eliminación de su app si se alcanzaran los 100.000 retuits. Pero como todo esto no es más que un rumor. Dong, como su aplicación, ha desaparecido del mapa.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir