Mobile

El Galaxy S6 Edge no le tiene nada que envidiar en "elasticidad" al iPhone 6 Plus

Galaxy S6 EdgeHace unos meses el iPhone 6 Plus copaba titulares en todo el mundo por sus supuestas cualidades elásticas. Pues bien, parece que el smartphone de Apple no es el único teléfono inteligente que se dobla.

Según una prueba practicada recientemente por la empresa de seguros para móviles SquareTrade Labs, el nuevo Galaxy S6 Edge de Samsung se dobla y se deforma permanentemente bajo una presión de 50 kilos, los mismos que necesita el iPhone 6 Plus para combarse.

No obstante, el smartphone de Apple es algo más "duro" que el de Samsung y puede soportar algo más de presión antes de romperse sin posibilidad de reparación.

Mientras el iPhone 6 Plus sólo deja de funcionar hasta que se aplica sobre él una presión de 81 kilos, para dejar K.O al Galaxy S6 Edge basta una presión de 68 kilos.

“A medida que los fabricantes se esfuerzan por colocar pantallas más grandes en dispositivos más delgados, estos pueden ser más susceptibles a doblarse o romperse”, explica Jessica Hoffman, responsable de comunicación de SquareTrade Labs. “La flexibilidad puede ser buena en un estudio de yoga, pero no es lo que quieres en un dispositivo móvil”, añade.

Para analizar los puntos de ruptura de los teléfonos, SquareTrade Labs se vale de un robot bautizado con el nombre de “BendBot” que simula lo que sucede con un smartphone cuando se coloca en el bolsillo trasero de una persona y ésta se sienta sobre él de manera accidental.

Por su parte, Samsung no se ha quedado cruzado de brazos tras la publicación del polémico test de SquareTrade Labs y ha respondido al vídeo de esta compañía con un vídeo de sus propias pruebas.

La marca surcoreana subraya que los tests de Square Trade sólo muestran la resistencia a la presión ejercida sobre el frontal del Galaxy S6 Edge, lo cual puede causar confusión entre los consumidores, ya que la resistencia del frontal difiere claramente de la de la cara posterior.

De acuerdo con Samsung, la fuerza generada cuando una persona se sienta con el smartphone en su bolsillo trasero es de unos 30 kilos y recalca que sus terminales son capaces de soportar una presión de hasta 36 kilos. Apostilla asimismo que es bastante improbable que una persona ejerza una presión de 50 kilos sobre el nuevo Galaxy S6 Edge, por lo que la posibilidad de que éste se doble es en realidad muy remota.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir