Mobile

El iPad puede no ser el salvador de los periódicos

El iPad puede no ser el salvador de los periódicosHace unos años, antes de los medios digitales, eran muchos los que se quejaban de que la gente no leía periódicos ni libros porque invertía el tiempo y el dinero que debían dedicar a ellos en el cine, la televisión, los bares o cualquier otra ocupación más entretenida. Hoy en día, a pesar de la aparición del iPad y el Kindle y demás dispositivos portátiles que permiten acceder a esos contenidos, la situación es la misma.

El Kindle de Amazon fue diseñado para leer libros, y de vez en cuando alguno de sus usuarios se deja ver cargado con uno. Pero si se le da a la gente algo más que hacer con sus Kindles además de leer libros, de repente se convierte en un dispositivo mucho más divertido. Electronic Arts se dio cuenta de esto cuando decidió lanzar el Scrabble para Kindle, y el juego se convirtió en la aplicación, el juego, y cualquier otra cosa para Kindle, número uno en ventas. Este éxito precedió al del Solitario, que también fue número uno, y otros tantos juegos que hicieron de un dispositivo serio para gente seria algo con lo que también se puede disfrutar jugando.

Otro ejemplo es el iPad. Próximamente se verán cientos de lanzamientos de periódicos y revistas pensadas para la tableta de Apple que intentan llegar a la que creen que es una base de usuarios y compradores seria. Lo cierto es que sí que hay una audiencia significativa a la que llegar a través de estos dispositivos ya que, según los datos de Screen Digest, Apple habrá vendido más de un millón de iPads en Reino Unido, lo que supone una penetración de entre el 10% y el 11%. Pero se trata de un grupo atractivo siempre que la gente utilice sus iPads para lee, además de acceder a la prensa diaria.

Pero lo cierto es que un iPad no es un periódico digital. El usuario medio descarga unas 60 aplicaciones al año, según Screen Digest, y de éstas sólo seis son de pago. Aunque esto permite que alguna de esas aplicaciones sea un periódico de pago, lo cierto es que ¿cuánto tiempo dedicarán los usuarios a leer el periódico con otras 59 aplicaciones más con las que entretenerse?

Como recuerda Dan Sabbagh en The Guardian, “el problema para cualquiera que quiera creer que el iPad es un remplazo para los periódicos o las revistas es que no lo es”. Se trata de un dispositivo digital con el que la gente se puede distraer fácilmente ya sea jugando, escuchando música, o cualquier otra función que permita.

Tampoco estos dispositivos sirven para evitar que los usuarios accedan a la información desde diversas fuentes, porque esto se debe a los cambios producidos por el entorno digital. Antes, los periódicos no sólo eran una fuente de información, sino que eran una forma de reafirmar una identidad. Ahora que las identidades son más cambiantes, y con la posibilidad de pasar de una aplicación a otra con un solo toque, no parece tan evidente que la gente se vaya a sentar durante 20 minutos prestando atención a una única cosa.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir