Mobile

El iPad, todavía lejos de ser una fuente de ingresos para los medios impresos

Cuando el iPad vio la luz el pasado mes de abril los medios escritos lo interpretaron como el dispositivo que les salvaría de la crisis de ingresos que están sufriendo. En una industria poco interesada en los dispositivos electrónicos, la tableta de Apple ofrecía a los usuarios portabilidad y mayor calidad en la lectura, a la vez que los medios podrían verse favorecidos por los 280 millones de clientes de iTunes, según ha publicado paidContent:UK.

Pero ahora las cifras parecen demostrar que la esperanza que se puso en este nuevo dispositivo no se está viendo recompensada. Las ventas de números digitales de revistas como Wired, GQ o Men’s Health han caído en los últimos meses. Y los esfuerzos que se están destinando para desarrollar el mercado de las tabletas tendrán que empezar a crecer si quieren ponerse a la altura de las ventas de ediciones impresas.

A pesar de que dos de cada tres editores confiaban el año pasado en que los contenidos en las aplicaciones serían la gran oportunidad de ganar dinero en los dispositivos móviles, según un censo realizado por la Asociación de Editores Online, todavía tendrán que esperar para que esto se produzca. La base de usuarios de tabletas electrónicas sigue siendo pequeña, además de que Apple se queda con un 30% de los ingresos de las aplicaciones.

Según Reseach2Guidance, si se venden 100.000 aplicaciones por 95 céntimos cada una, los medios ganarían 480.500 euros, una suma no demasiado alta, sobretodo si se tiene en cuenta que harán falta tres años para ver un retorno de su inversión. Además, el dominio del mercado por Apple tarde o temprano terminará, y los medios de comunicación se enfrentarán a un nuevo problema: desarrollar sus contenidos para distintos dispositivos.

Aún así, en Condé Nast están decididos a encontrar un modelo de negocio para publicar sus contenidos de forma innovadora, a pesar de los altos costes que esto podría suponer. “Nuestra esperanza a largo plazo es crear algo interesante para los lectores y los anunciantes, y que con el tiempo nos dé un retorno. En cinco años habremos recogido estos beneficios”, declaró Albert Read, director general de Condé Nast en Reino Unido.

“A diferencia de la era de las puntocom, hubo un período de nervios y agitación con el iPad y luego se calmaron las cosas. En dos, tres o cinco años, esta agitación estará justificada”, añadió Read.

Rupert Murdoch es otro de los que confían en el iPad como medio de rescate de sus negocios y, con una inversión de 30 millones de dólares, próximamente podrá disfrutarse de la nueva edición por suscripción de The Daily, que ofrece y cobra automáticamente las ediciones en el iPad. Esta nueva aplicación podría convertirse en un nuevo fenómeno masivo en el mercado de las aplicaciones, pero su precio, 99 centavos, retrasará el momento en que News Corp. pueda empezar a ver un retorno de la inversión realizada.

A pesar de las quejas de los usuarios por el gran peso de los archivos, o la falta de visibilidad de la App Store, el gran problema al que se tienen que enfrentar los medios es la creación de un modelo de suscripción en sus aplicaciones. Esto se debe a que Apple no hace públicos los nombres y las direcciones de sus clientes de la App Store, lo que significa que los editores no tienen posibilidad de conocer quién conforma su base de suscriptores.

“Apple necesita un mejor equilibrio entre su propio deseo de tener visibilidad de todos sus datos y la necesidad de los editores de conseguir los datos de sus lectores, algo que es crucial para su negocio”, declaró Edward Roussel, redactor jefe digital de Telegraph Media Group.

Aunque en la industria mediática hay optimismo hacia las posibilidades que ofrece el iPad, todavía no se sabe muy bien cómo explotar realmente este mercado en expansión. “No cabe duda de que se trata de un desarrollo muy significativo para la industria mediática y el potencial es masivo. Pero harán falta años, no meses, para idear cómo hacer aplicaciones mejores que la web y los periódicos”, afirmó Roussel.

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir