Mobile

La llegada de la nueva marca de Telefónica, O2, ha desatado una guerra de precios

El "low cost", la apuesta de los operadores móviles para hacer frente a O2

El inminente desembarco de O2, la nueva marca de Telefónica, ha hecho saltar las alarmas entre los operadores que apuestan por reducir precios.

La industria de las telecomunicaciones ha experimentado una evolución patente en los últimos años. Las nuevas ofertas de los operadores que ofrecen paquetes de telefonía, internet y televisión, el abaratamiento de las tarifas y la entrada de nuevos competidores ha desatado una verdadera guerra en un mercado que crece a pasos agigantados.

El 2017 terminó con signo positivo para los 5 principales operadores del mercado Telefónica, Orange, Vodafone, MasMóvil y Euskaltel, que vieron aumentar sus ingresos gracias a la subida de tarifas que se llevó a cabo a principios del pasado año y al incremento de la venta de terminales móviles.

Sin embargo, este 2018 se presenta complejo y lleno de retos. Según la consultora KPMG, este año se observan 3 tendencias en el sector que pasan por el aumento de la velocidad de entrada a las ofertas de fibra, que pasa de 50 a 100 Mbps; los incrementos de las tarifas que continúan bajo la premisa de mejores servicios y mayores precios y la consolidación y lanzamiento de las segundas marcas de los grandes operadores.

De hecho, es este último factor es el que ha llevado a muchas compañías móviles a comenzar una guerra de precios que se recrudece por momentos. El inminente desembarco de O2, la nueva marca de Telefónica, en el mercado español con una suculenta propuesta ha hecho saltar las alarmas, sobre todo en el seno de su compañía rival, Vodafone.

La compañía británica ha puesto en marcha una estrategia de anticipación a través de su marca low cost, Lowi que recientemente ha lanzado un paquete de internet y línea móvil con una reducción de su precio del 10%.

Pero Vodafone no ha sido la única en contraatacar la oferta móvil de 20 GB por 20 euros que propone O2, pues también Amena ha igualado su apuesta, mientras MásMóvil ha optado por aumentar la velocidad de navegación, de 100 a 200 MB, sin cambiar sus precios.

Así, parece que en un sector en el que hace tan solo unos años existían grandes diferencias de precios y servicios, la oferta se iguala ahora cada vez más.

Y no es para menos teniendo en cuenta la evolución del mercado que en el mes de mayo de 2018 registró un aumento del 30% de la portabilidad móvil con respecto al año anterior, según datos de la CNMC.

El Grupo MásMóvil se convierte, en este sentido, en el principal vencedor con un saldo positivo de 137.290 líneas nuevas. El pasado año la compañía dirigida por Meintad Spenger, se convirtió en el azote de sus rivales al captar 946.000 nuevos clientes entre móvil de contrato y banda ancha fija y superando todas las previsiones. Durante el primer trimestre de 2018, obtuvo en torno a 400.000 nuevos clientes.

Una situación que los tres principales operadores, Movistar, Orange y Vodafone, que concentran el 91% de líneas, quieren evitar a toda costa para preservar su posición dominante y parece que el low cost se presenta como su mejor baza.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir