Mobile

El nuevo iPad amenaza, de nuevo, el modelo de edición de las revistas

El concepto que Steve Jobs aportó a iTunes cambió la forma de entender la música. El genio de Apple convirtió las canciones, y no los álbumes, en la unidad primaria de ventas de la plataforma, un sistema sobre el que se asentó el éxito de iTunes al ser capaz de ver lo que estaba ocurriendo con el intercambio de archivos de forma ilícita con chavales que se pasaban canciones de unos a otros.

Ahora, el fantasma de Steve Jobs planea sobre la industria de las revistas. Una industria que, a medida que avanza la tecnología, parece cada vez menos preparada para afrontar lo que está por llegar en el futuro. Y el nuevo iPad, con su pantalla retina de alta resolución, amenaza el modelo tradicional y aumenta la presión sobre las editoriales.

Es cierto que las revistas se adentraron en el mundo digital, pero se limitaron a llevar consigo su idea tradicional. Sus ediciones o números online eran para los lectores meros paquetes de contenidos que suponían tan solo una fracción de lo que podían consumir en la red. Además, estas “ediciones digitales” archivos enormes, muy incómodos de consumir. Y la llegada de la alta definición del iPad no hace más que complicar las cosas: “para los editores de revistas la pantalla retina de la nueva generación de iPads suponen un problema matemático interesante. La doble resolución y la densidad de los píxeles abren nuevos mundos de oportunidades para crear experiencias visuales mucho más atractivas. ¿Pero a que coste para los consumidores ya frustrados con los enormes archivos de muchas ediciones digitales?” se preguntaba Steve Smith en MINonline.

Las aplicaciones de revistas para iOS se han creado a partir de programas de Adobe, Woodwing, Mag+ y similares y son, en su mayoría, colecciones de PDFs y JPGs que se han exportado de programas tipo InDesign para insertarlas en una aplicación móvil. Es decir, básicamente imágenes, fotos y texto. Ahora, las editoriales tendrán que plantearse nuevos modelos de edición de estas aplicaciones si quieren reducir su peso y para ello, según David Sleight (Stuntbox blog) hay tres opciones: “1) No hacer nada; 2) Empezar a crear un diseño dinámico y motores de presentación de texto; 3) Empezar a basar sus plataformas en la tecnología web”.

Pero, ¿qué pasa con las fotografías? Teniendo en cuenta que la resolución que hará falta con la nueva definición del iPad, Anthony Wing Kosner propone en Forbes desagregar el contenido. El consumidor de hoy en día está acostumbrado, gracias a Google, a conseguir la mejor versión de lo que busca, y de forma rápida. Y aquí está la clave del éxito de las publicaciones online.

El nuevo modelo implica saber qué quiere la audiencia y ofrecerle la cantidad, la calidad y la variedad de contenidos que le interese. Es decir, ofrecer contenidos digitales con fotografías y anuncios “a la carta” que podrían basarse, por ejemplo, en un sistema publicitario que permita descargas ilimitadas, como propone el director de producto de Forbes Lewis DVorkin. Además, cada número existiría en versión impresa, HTML5 y móvil, pero con una resolución adecuada a cada medio.

Eso sí, puede ocurrir que los consumidores sólo quieran comprar las noticias de forma independiente, igual que ocurrió con las canciones de iTunes. Si eso ocurre, el modelo de edición de las revistas tendrá que reformarse por completo y convertirse en un modelo basado en la plataforma, no en la edición de números, como ocurre con la mayoría de las plataformas en la web.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir